¿Por qué un niño ve el mismo capítulo de una película, caricatura,...

¿Por qué un niño ve el mismo capítulo de una película, caricatura, una y otra vez?

COMPARTIR

Es una de las grandes incógnitas que tenemos los padres. A los niños les encanta repetir la misma película una y mil veces, pareciera que cada vez la disfrutan más. Hay una explicación científica para ello, como muchas cosas, esto que nos parece aparentemente tan trivial y tan normal tiene su razón de ser.

Los has escuchado cantar las mismas canciones, repetir incluso los mismos juegos, los cuentos y, sobre todo, los has visto vibrar con las escenas que mas les gustan de sus caricaturas favoritas mil veces repetidas. Es tan frecuente que sin darte cuenta muchas veces te descubres a ti mismo cantando alguna canción de esas (libre soy, libre…) mientras te duchas o te sabes de memoria los diálogos de Woody y Buzz de Toy Story.

Todo esto tiene una explicación y es que básicamente la repetición está estrechamente vinculada con el desarrollo neurológico. El cerebro de los niños está preparado para desarrollar el aprendizaje a partir de ciertos patrones de repetición y de mantener rutinas. Las películas, algunos juegos y canciones le proporcionan esta posibilidad a tu niño. Además de ser reconocidos y premiados por sus padres, afirmándoles y reconociéndoles su capacidad de memoria y aprendizaje. Esto es un estímulo en potencia para que los niños continúen realizándolo.

Para nuestros pequeños, hacer el simple ejercicio de seguimiento de la interpretación de sus películas favoritas representa un inmenso desafío. Es por ello que cuando logran superar esa “prueba” se sienten tan felices.

Con cada repetición van a lograr entender más profundamente la trama y los detalles. Así, su capacidad compresiva se desarrolla favorablemente, al igual que el interés por la lectura y las habilidades lingüísticas. La Dra. Joan Wenter expresa: “Una vez que un niño ha dominado el diálogo de una película o la letra y baile de una canción, quiere celebrar su éxito participando de lo que ha visto, así que quiere continuar viéndola”.

Entonces no te preocupes por la cantidad de veces que tu pequeño quiere ver la misma película. Esa actividad que aparentemente es muy común puede convertirse en un gran éxito, son pruebas que él siente que va a superar y le provocan satisfacción.

Es normal que, si tú intentas que vea otra película, si quieres leerle un libro nuevo, aunque le digas que es más lindo, que tiene más imágenes, no lograrás convencerlo, pues él todavía siente la necesidad de recuperar la historia anterior y seguir reconstruyendo el argumento en su mente, eso es parte de su aprendizaje. ¡Ahora ya lo sabes y tenle paciencia!

Eventualmente la magia de lo repetitivo se pierde cuando ya es capaz de “predecir” sistemáticamente lo que vendrá, ya que su cerebro se acostumbra y deja de generar dopamina, por lo que la felicidad se reduce, pero hasta que eso suceda la respuesta del cerebro es de placer y por tanto quieren volver a hacerlo una y otra vez.

Por: Psic. Clínica Erendira Paz

CEDULA: 8156408

erendirapaz2017@hotmail.com

Tel. 667 996 3761

Erendira Paz

@erendirapaz