Las doce uvas es una tradición de origen español, extendida a otros países hispanoaméricanos como México, Venezuela, Bolivia, Ecuador, Perú, Colombia o Costa Rica. Se celebra también en Hay Flat, en el sur de Australia.

Consiste en comerse 12 uvas, una por cada campanada a las 12 de la noche del 31 de diciembre (Noche Vieja). La tradición de comer las uvas tiene un precedente: un bando municipal del alcalde de Madrid, José Abascal y Carredano, de diciembre de 1882, por el que se imponía una cuota de 1 duro en la época a todos los que quisieran salir a recibir a los Reyes Magos. Esta tradición servía para ridiculizar a algunos forasteros que llegaban esos días y a quienes se les hacía creer que había que ir a buscar a los Reyes Magos la madrugada del 5 de enero; se utilizaba, además, para beber y hacer cuanto ruido se quisiera.

Según la tradición, en la mesa se colocan 12 uvas delante de cada comensal que simbolizan los 12 meses del año y que deben comerse con cada una de las campanadas del reloj.

En otros países también existen alimentos típicos para dar la bienvenida al nuevo año. En Grecia suelen cocinar un pastel llamado Vassilopitta en cuyo interior se coloca una moneda de oro o de plata. El que encuentre la moneda en su plato será la persona con más buena suerte en el año que se avecina. Y en Italia y algunos países sudamericanos es tradición comer un plato de lentejas estofadas tras las campanadas de media noche para atraer la prosperidad y la fortuna en el año entrante. 

La hora

La tradición dicta que a las 12 de la noche en punto, sonarán las campanadas para comer las 12 uvas.

Las campanadas

Se acostumbra sintonizar en radio o televisión, las clásicas 12 campanadas, también a las 12 de la noche.

Los meses

Doce meses del año con buena suerte y mucha prosperidad para todos, por ello, las uvas se deben comer con cada campanada.

El día

Las uvas se comen la noche del 31 de diciembre, es decir, durante la Noche Vieja.

Deseos

También se habla de que son 12 uvas y que por cada una, se debe pensar en un deseo para que se cumpla el Año Nuevo.

No es la única tradición

Durante esta noche también está la tradición de vestir prendas rojas para tener amor durante todo el año, prendas amarillas para atraer el dinero o sacar las maletas a pasear a la calle para que no falten los viajes en el nuevo año.

 

Leave a comment