Orígen e importancia de la Tanatología

Orígen e importancia de la Tanatología

COMPARTIR

“Las personas más bellas que hemos conocido son aquellas que han conocido la derrota, el sufrimiento, la lucha, la pérdida, y han encontrado su manera de salir de las profundidades. Estas personas tienen una gratitud, sensibilidad y comprensión de la vida que los llena de compasión, dulzura, y una preocupación amorosa. Las personas bellas no suceden por casualidad”.

– Elisabeth Kübler-Ross

La Tanatología todavía es un tema desconocido para muchas personas, y a las personas que sí conocen el tema, les asusta porque trata de la muerte. La definición etimológica es: Thanatos = muerte, Logos = tratado, estudio, sentido.

¿Cuál es su origen?

Este término fue acuñado por el médico ruso Elías Metchnikoff, quien en el año 1908 recibiera el Premio Nobel de Medicina. En ese momento, la Tanatología fue considerada como una rama de la medicina forense que trataba de la muerte y de todo lo relativo a los cadáveres desde el punto de vista médico-legal.

En 1930, como resultado de grandes avances en la medicina empieza un periodo en el que los pacientes permanecen en el hospital hasta su muerte.

En las décadas de los cincuentas y sesentas, diferentes sociólogos iniciaron el estudio de la psicología de la muerte y potenciaron la aparición de programas de asesoramiento y terapias para tratar los profundos problemas emocionales asociados a la muerte que existen en la sociedad moderna.

A partir de la década de 1960 se ha prestado de nuevo atención a las necesidades de los pacientes agonizantes y de sus familiares. Durante este periodo, en Inglaterra se hace creer a todos que la muerte es algo sin importancia ya que, al ocultarla, se le despojaba de su sentido trágico convirtiéndola en un hecho ordinario, se le consideraba insignificante.

Elisabeth Kübler-Ross fue quien inició la Tanatología moderna, ella se dio cuenta de lo importante que era que los enfermos terminales se sintieran acompañados y escuchados. Después de haber acompañado a miles de moribundos, se dio cuenta de que la muerte era sólo el inicio de una nueva vida, ella comprendió que la metamorfosis de la mariposa era el mismo proceso que vivimos los seres humanos a la hora de morir.

Kübler-Ross identificó las etapas del duelo que son negación y aislamiento; ira o rabia; regateo o negociación; tristeza profunda y por último, la aceptación. El tiempo para elaborar el duelo es diferente en cada persona, depende de la relación con la persona fallecida, el tipo de muerte, la personalidad, circunstancias y conocimientos previos a la pérdida.

El objetivo del duelo es conocer qué es y para qué sirve, invita a la expresión de emociones asociadas al duelo, ayuda a resolver pendientes que pueden impedir la recuperación, ayuda a aceptar la nueva situación y a reajustarse a ella para recuperar el equilibrio vital.

La Tanatología nos ayuda a elaborar el duelo de una manera sana para resignificar la pérdida y volver a encontrar un sentido de vida. Si tuviste una pérdida, te invito que busques la ayuda de un Tanatólogo.

Muchas gracias queridos lectores, hasta pronto.

Por: Yvonne Bulnes

Tanatóloga

Yvonnerosadecristal@gmail.com

Programa de radio por internet

WWW.omradio.com.mx

Martes de 4 a 5

1Fb Grupos de Ayuda Mutua Alejandra Renacer

FB Tanatóloga Yvonne Bulnes