Cada vez estamos más conscientes sobre la importancia de utilizar protectores solares, tanto en verano como en invierno, evitando no sólo esas dolorosas quemaduras, sino que también el cáncer de piel y envejecimiento prematuro.

Existen muchos mitos sobre los protectores solares y, hoy te vamos a proporcionar algunos que deberías conocer y con los cuales estarás lista para cuidarte del sol y sus rayos dañinos, con la seguridad de saber utilizar bien este tan importante producto.

El protector solar impide que el

cuerpo absorba vitamina D

La mayor fuente de absorción de vitamina D se da cuando estamos ante el sol, por eso el mito que habla que usar protector solar nos impide absorber tan importante vitamina.

Lo cierto, es que el uso de protectores solares no afecta la absorción de la vitamina por parte del cuerpo y, para cumplir los requerimientos, sólo se requieren unos pocos minutos diarios al aire libre.

No necesitas usar protector

solar si tu piel es oscura

Quienes tienen pieles oscuras, son menos sensibles a la acción del sol por sobre ellas, pero igualmente son susceptibles a sus daños.

Si tienes piel oscura, igualmente debes usar protector solar, la única diferencia es que no necesitas un factor tan alto.

Los protectores con FPS 70

son mejores

Ese es un mito muy común, ya que en el mercado se venden protectores solares con factores altísimos. Se trata de una herramienta de marketing, ya que lo máximo que se requiere es un FPS 30 y un FPS 50 si eres de piel muy blanca.

El FPS representa el nivel de protección: Un FPS 15 protege contra un 93% de los rayos UVB, mientras que con un protector con FPS 30, entrega un 97% de protección.

Protegen contra rayos UBV y UVA

Los protectores solares tienen como único requerimiento por parte de la FDA el proteger contra los rayos UBV y, el FPS, se refiere a ese tipo de rayos.

Por eso, es bueno comprar un protector de amplio espectro y que especifique que protege contra ambos tipos de rayos solares.

Aplicarlo sólo por la mañana

Si bien los rayos solares pueden ser muy fuertes en la mañana, el aplicarnos el protector sólo una vez no es suficiente. La recomendación va por hacerlo cada dos o tres horas.

Además, aplica el protector solar 15 o 20 minutos antes de salir, para que alcance a hacer efecto.

Protectores a prueba de agua

para todo el día

No existe el protector solar a prueba de agua, por mas que los fabricantes lo digan, a lo más te protege por 40 minutos dentro del agua.

Al salir del agua, hay que re-aplicarse el bloqueador, no importa si te lo pusiste una hora atrás.

Protectores para

niños y bebés

En el mercado, encontramos protectores solares dirigidos especialmente a los bebés y niños. Esta es solo una estrategia de marketing para hacernos pagar más, ya que el mismo protector sirve tanto para niños como adultos.

Basta con comprar un protector para toda la familia. Cuida que no contenga perfumes ni colorantes, así evitas alergias. Además, los bebés de menos de seis meses no pueden utilizar protector solar.

Guardarlo para la próxima temporada

Tal como cualquier otro producto, el protector solar expira después de cierto tiempo. El protector solar deja de tener el efecto deseado un año después de ser abierto, por lo que no sirve de nada guardarlo para la próxima temporada. Úsalo todo el año.

Leave a comment