Este es un tema de los más populares al momento de iniciar la organización de una boda, por lo que hay que tomar en cuenta si querrán tener niños en este evento especial o decidir no incluirlos como lo hacen muchas parejas.

Si en la familia hay gran cantidad de pequeños y quieren que ellos formen parte de este momento especial, existen algunos aspectos a considerar para que el incluir a los más chiquitos de la familia no sea algo estresante.

Durante la ceremonia, lo mejor será que entren antes y si es mejor acompañados de un adulto para hacer este proceso más fácil, ya que así evitarán que empiecen a llorar de la nada.

Con la presencia del fotógrafo podrían aprovechar para tomar algunas tomas espontáneas de los pequeñines mientras andan por ahí jugando, además de poder hacer algunas fotografías ya posadas que brinden ese toque inocente, sobre todo si son niños que tienen cercanía con la pareja.

También pueden brindarles un espacio exclusivo para ellos, donde pueda haber áreas como mesa de juegos, pinturas, crayolas y manteles que ellos puedan decorar con su creatividad y hasta pueden disponer de alguien encargado de esta área para que así no tengan que preocuparse por nada.

Conforme avance la fiesta no se olviden de los pequeños e inclúyanlos en la pista de baile y compartan algunos minutos con ellos, además de que obtendrán hermosas fotografías, el momento será memorable.

Definitivamente no es sencillo tener niños en una boda, pero si ya han tomado la decisión, olvídense de todo y no se preocupen porque seguro sumarán momentos felices a la gran celebración.

Leave a comment