Tiene apenas 13 años y pesa solo 27 kilogramos, Ana Lucía N tiene anorexia derivada de una grave depresión la cual ha tenido desde hace casi dos años, por lo cual su condición de salud física es crítica y requiere de una atención especializada, pero muy costosa ya que este Trastorno de Conducta Alimentaria (TCA) solo puede ser tratado en clínicas especializadas.

Es por ello que su padre, Omar, quién se dedica a la agricultura, está solicitando el apoyo de la sociedad para poder dar este tratamiento a su hija ya que los costos pueden llegar a ser de hasta 650 mil pesos por solo 3 meses de atención en la clínica “Comenzar de nuevo”, en Monterrey, donde incluirían internación, hospedajes, comidas, atención y medicamentos.

A pesar de que se le ha brindado atención con un paidopsiquiatra con el cual la menor ha tenido avances en su comportamiento y emociones, esto no ha logrado curarla de este este trastorno alimenticio y se ha complicado su tratamiento ya que en Culiacán no existen instituciones especializadas en estas enfermedades y aunque se han acercado a instituciones como el DIF, ahí solo se les ha podido brindar la atención psicológica.

Mientras, la salud de esta pequeña se encuentra en riesgo ya que hay ocasiones que puede durar hasta dos días sin ingerir alimentos, lo cual ha repercutido en su desarrollo físico que no es el que debería tener una niña de su edad por lo cual es urgente su internación, si deseas ayudarla en su tratamiento te puedes comunicar al teléfono celular 66 77 51 22 26 y dirigirte con el padre de la menor, cualquier apoyo es bueno.

 

 

 

Leave a comment