La braquioplastia o cirugía o lifting de brazos es técnica quirúrgica dirigida a mejorar el aspecto de las extremidades superiores mediante resección del exceso dermograso de cara interna de ambos brazos. Esto conlleva a conseguir unos brazos estilizados y armónicos con el cuerpo.

Cuando has sufrido una importante pérdida de peso a consecuencia de una dieta o tras una cirugía bariátrica, es habitual que existan zonas del cuerpo como los brazos que presenten una flacidez acusada. Este hecho preocupa a muchos pacientes, especialmente al sexo femenino.

En la consulta inicial el cirujano plástico valorará aspectos como el exceso dermograso de la cara interna de los brazos, la calidad de la piel, la capacidad de retracción y por supuesto el estado de salud del paciente (enfermedades coadyuvantes, toma de medicación, alergias, toma de medicamentos, tabaquismo…).

El cirujano determinará si el paciente es un buen candidato para la realización de la braquioplastia y explicará al paciente todo lo referente tanto al preoperatorio como a la propia cirugía y postoperatorio. Cabe mencionar que puede ser combinada con o sin liposucción.

Existen diferentes tipos de técnicas entre las que sobresale la Braquioplastia simple la cual está indicada en paciente jóvenes, cuya laxitud cutánea queda circunscrita solo a la cara interna de brazos.

Además existe otra variante como es la Braquioplastia con extensión axilar y torácica que se realiza para aquellos casos de pacientes de más edad, que no solo presentan “brazo en péndulo”, sino que además el exceso de piel se prolonga hacia la zona submamaria y torácica.

Uno de los efectos negativos de esta cirugía son las cicatrices que se realizarán en la cara interna de los brazos. Éstas irán mejorando con el tiempo, no obstante, dependiendo del paciente, es posible que sea preciso posteriormente hacer algún retoque de cicatriz, pero ya con anestesia local.

La cirugía se realiza en quirófano con anestesia local y sedación, normalmente. En la mayoría de los casos no requiere hospitalización. Después de la operación es importante llevar una prenda de presión sobre la zona operada por un periodo de 20-30 días.

Las cicatrices durante los primeros 3-6 meses son bastante evidentes, pero progresivamente se van aclarando y aplanando.

Recordar que cirujano plástico certificado es el único especialista que cuenta con los conocimientos, entrenamiento quirúrgico y experiencia necesarios para realizar este tipo de procedimientos bajo condiciones de máxima seguridad para el paciente. No expongas tu salud y verifica las credenciales de tu cirujano.

Por: Dr. Oscar Eduardo

Flores Woods

Cirujano Plástico, Estético y Reconstructivo

drfloreswoods.cirplastica@gmail.com

Tel: (669) 688-2257

Cel: (669) 222-3081

www.woodsplasticsurgery.com

Laguna Plaza & Business Center, Consultorio 608

Leave a comment