Lo que debes saber sobre el avalúo catastral y comercial

Lo que debes saber sobre el avalúo catastral y comercial

COMPARTIR

Pocos saben que existen dos tipos de avalúos: El comercial y el catastral. Veamos qué son y cuál es su diferencia. El avalúo comercial es útil para conocer el valor real de la propiedad, es decir, cuál es su precio real en el mercado y qué precio puede obtenerse por su venta. Esto nos ayuda a saber si el precio que pagamos por el bien raíz es el precio real y factible.

Se toman en cuenta las condiciones físicas del inmueble, en qué estado de conservación se encuentra, si la propiedad es nueva o usada, la urbanización del mismo, si cuenta con todos los servicios como agua, luz, drenaje, escuelas y mercados, entre otros. La rentabilidad del inmueble también se toma en cuenta pero sobre todo la ubicación. No olvidemos que en bienes raíces lo más importante es: Ubicación, ubicación, ubicación.

Este avalúo debe realizarse por un perito valuador debidamente acreditado en avalúos ante diferentes instituciones. El mismo tiene vigencia de seis meses a partir de la fecha que se realice y se entrega el avalúo.

Dicho avalúo tendrá varios tecnicismos que quizá no entendamos pero lo más importante es verificar que la ubicación, los metros de terreno y construcción, los datos del comprador como del vendedor coincidan con la información que se proporciona en la escritura. De igual forma nos arrojara el precio del bien inmueble.

Se realiza usualmente en notaria y sirve para determinar cuánto se cobrará de impuesto predial en el año. Se toman en cuenta la ubicación del inmueble, los metros cuadrados de construcción y terreno. Sí se consideran los servicios con el que cuenta el bien raíz, pero en realidad es algo irrelevante.

Este avalúo sirve para indicarle a la tesorería local cuánto vale el inmueble ante catastro y de esa forma saber cuánto se cobrará de predial.

Como todo, este valor catastral tiende a subir entre 15% a 20% cada año, según el crecimiento de la colonia y el precio que determine el municipio de cada estado.

La diferencia entre el avalúo comercial y el catastral siempre será entre 20 a 40%, siendo el avalúo comercial más alto que el valor catastral.

Existen contadas veces en los que el catastral estará por arriba del comercial, siendo así, debe tramitarse una “reclasificación” ante el municipio indicando que el valor catastral es más alto que el comercial.

Tengamos en mente que ambos se necesitan para lograr la escrituración cuando existe un crédito de por medio. Cuando la transacción es pago en efectivo y no hay instituciones bancarias que otorguen un crédito hipotecario, solo se requiere el avalúo catastral. Es altamente recomendable que se elaboren ambos para no dejar ninguna duda de que la transacción es sana para ambas partes.