LAS ROSAS SON ROJAS, A VECES

No todas las rosas son rojas. Las tendencias en pasteles de boda están en constante cambio debido a la urgencia del cliente de querer siempre estar a la moda. Las redes sociales son el principal factor del cambio excesivo de estilos en pasteles que vemos en eventos de gran magnitud como lo son las famosas bodas.

Al planear la boda, se busca el vestido, la comida, el salón, el carro, el cojín de los anillos, el arete, pero y ¿el pastel? Es muy común dejarlo a último momento pensando que es algo muy sencillo de hacer y que se puede obtener en tan solo pocos días de anticipación, de un día para otro, o los ya muy comunes, el mismo día para la noche. El pastel de boda pasó de ser algo muy esperado en las bodas a algo solamente simbólico, debido a la moda de las barras de postres o candybar, donde todos tenemos miedo a acercarnos porque no vaya a ser que termines aplastado por la manada. Por lo mismo es recomendable pasteles pequeños, de uno a dos pisos. Las pastelerías que se dedican a hacer enormes y esculturales pasteles de cinco o diez pisos se me irán encima, pero es la realidad. Actualmente, menos es más. Obviamente no faltan los tradicionales que aún gustarán por pasteles gigantescos para 500 o 600 personas que hasta para llevar quieren dar.

¡¿Pero qué color debe de ser el pastel?! Hoy en día, el que gustes. No existe regla que diga ‘éste es el color’. Simplemente pide lo que creas vaya más con los colores del evento, la decoración, el tema, la música, el clima.

Lo de moda: los famosos naked cake nos siguen acosando, ya que estamos saturados hasta en el supermercado de este estilo. Sencillos, campestres, excelentes para climas calurosos como nuestra hermosa ciudad con sensaciones de 60 grados centígrados. No pidan cosas imposibles como un pastel helado o que requiere un clima fresco cuando pueden poner en riesgo su evento. Claro, habrá lugares que querrán venderles de todo.

Los pasteles altos están muy de moda, un pastel pequeño lo hace ver enorme, si lo que quieres es dar esa impresión sin tener que comprar un monstruo de diez pisos.

Otro estilo muy de moda, los Dripcake. Esos pasteles que estamos viendo chorreados, golosos, atascados por donde sea. El objetivo, que se antoje, que sea llamativo, siempre y cuando vaya de acuerdo a tu boda.

El fondant, amigo siempre fiel de los pasteles, le da soporte y resistencia al pastel para soportar temperaturas altas. Se está usando con colores marmoleados, obscuros y hasta negro. Con el fin de hacer ver elegante y hasta escultural el pastel.

Los arreglos florales en pasteles siguen estando en tendencia, mas colocados de manera etérea para que el pastel se vea lindo y no como un pastel con una maceta por todos lados. Recordemos que el pastel debe de complementar el evento y ser un punto focal a la vez. Flores de gumpaste, fondant o de hoja de oblea son los que más están gustando, debido a su facilidad de manipulación al gusto del cliente por formas, colores, tamaños para el evento.

Los que se ven cada vez más, los pasteles pintados a mano. Son totalmente personalizados y se ven muy lindos, claro, sabiéndolos pedir al lugar indicado.

Que si viste un pastel en internet, en la televisión o en algún otro medio, que sea muy elaborado y se te haga muy cool, no esperes que te lo hagan exactamente igual. Recordemos que cada pastelería tiene su estilo propio. Unos se dedican a hacer réplicas, éstos son excelentes para este tipo de pasteles. Busquen referencias e imágenes de la misma pastelería que les puedan respaldar su trabajo, lugares que usen imágenes de otras pastelerías, alerta, no esperen la perfección. Y existen las pastelerías que crean, diseñan y personalizan tus pasteles. Sean específicos en lo que buscan, si andan bien perdidos, aclaren dudas. Y ojo, no esperen pagar poco por pasteles extravagantes, y viceversa, pasteles sencillos a precios exorbitantes, a menos que lo valgan.

Al final, la boda se hace al gusto de los que se casan, quiero pensar yo. Entonces pidan pasteles realistas, ricos, bonitos, del color que quieran, pero siempre con tiempo.

Por: Luis Ruelas

pitahayaneon

 

insta/face @pitahayaneon

Leave a comment