La importancia de sonreír

La importancia de sonreír

COMPARTIR

La sonrisa es la respuesta a la felicidad, el reflejo de un estado de salud óptimo. Sonreír es fácil y muy gratificante, aumenta la energía y abre puertas sociales. La sonrisa proyecta una imagen de seguridad y estima de uno mismo, genera más confianza e invita a los demás a que se acerquen a ti.

Si sonreímos o nos comportamos de manera positiva, nuestro cerebro se convence de que todo está de maravilla, el humor y la risa pueden darnos un nuevo enfoque sobre las situaciones en las que nos encontramos y en ese punto la mente se siente capaz de hacer grandes cosas y encontrar la solución justa a cualquier problema.

Por otra parte, la sonrisa es contagiosa: no solo ayuda a sentirse bien, sino que ayuda a los demás a mejorar su día y este es un efecto multiplicador que se puede devolver en cualquier momento. Sonríele a tu compañero de trabajo. Éste a su vez contagiado, le sonreirá a tu jefe, quien se entenderá mejor con su director de finanzas, quien a su vez hará un esfuerzo adicional por acomodar el presupuesto, para encajar ese proyecto en el que tú estás involucrado.

Este es solo un ejemplo de que la sonrisa no solo mejora tu salud, sino puede mejorar toda tu vida.