Entrevista realizada al Obispo de la Diócesis de Culiacán, Jonás Guerrero Corona, con el tema: “La Navidad”. Jonás Guerrero se ordenó como sacerdote el 5 de junio de 1976. Nombrado obispo auxiliar de la Ciudad de México el 29 de enero de 2000 por el papa Juan Pablo II. El cardenal Norberto Rivera lo nombró obispo auxiliar para la Sexta Vicaria Episcopal de la Arquidiócesis Primada de México el 4 de marzo del mismo año. El 18 de marzo de 2011 fue nombrado obispo de la Diócesis de Culiacán.

(HM): ¿Qué significa para nuestro mundo cristiano la Navidad?

(JG): Nosotros como cristianos hemos estado en cada momento de la historia unidos a Cristo en la identidad con él como discípulos y en todas las épocas de la historia siempre el hombre de fe trata de vivir como el que nació en Belén, el que creció en Nazaret, el que padeció y murió en Jerusalén y vuelve a la casa del padre en su asunción gloriosa del señor Jesús.

Hablar de vivir con autenticidad la Navidad es ser conscientes de que Jesús ha venido a inaugurar la nueva humanidad, el gran proyecto de Dios, que seamos conforme a su plan de salvación, tanto hombres como mujeres, de buscar hacer el bien, saber estar con otros, crecer, madurar y crucificar con otros —ya sea en familia o compañeros de trabajo—, cualquier situación donde el hombre de fe desarrolla toda su capacidad creativa y su capacidad de construir un mundo nuevo y es ahí donde está el hombre de fe, puesto que Jesús desde que presenta su proyecto de vida nueva siempre nos ha invitado a ser como él.

Celebrar la Navidad es jamás olvidar que estamos celebrando a Jesucristo.

(HM): En la modernidad, ¿cómo perciben ustedes a la gente?

(JG): Nosotros generalmente nos movemos en el ámbito de la fe católica y encontramos en los municipios que nos corresponde a la Diócesis de Culiacán —que son 11 en Sinaloa—, siempre percepción, disponibilidad y apertura, la gente tiene entusiasmo por vivir y creer en alguien que es Jesús. Hay otros nichos que no piensan como nosotros, que tienen otros paradigmas, los respetamos pero nosotros también hacemos la presentación de este proyecto de Dios.

(HM): Se dice que la Navidad con el nacimiento del salvador viene a disipar las tinieblas, en el mundo en el que vivimos, ¿cómo distinguir cuál es la luz que viene de Dios?

(JG): Nosotros reconocemos a Jesús cuyo nacimiento festejamos el 25 de diciembre y lo reconocemos como el enviado de Dios Padre, que viene precisamente a dar sentido a la vida, a las cosas y a cualquier situación y lo presenta como la irrupción del reinado de Dios.

Cuando Dios reina el hombre llega a Dios por su luz a la verdad, al amor, al diálogo, comprensión, a la búsqueda de lo trascendente desde Cristo, y sabemos que llega la luz de Cristo porque llegan los valores del reino de Dios porque el hombre en Cristo tiene consciencia de ser hijo de Dios, hermano de todos, templo vivo de Dios al Espíritu Santo, tiene la luz de Dios y los criterios de Dios.

(HM): Si consideramos que Jesús es la sabiduría que viene a los suyos, ¿cómo podemos vivir la alegría de la sabiduría que viene de Dios?

(JG): Nosotros reconocemos a Jesús como el revelador de la sabiduría del padre, el gran proyecto de Dios de crear al hombre y a la mujer era y sigue siendo que el hombre y la mujer sean conforme a ese proyecto originario de Dios, por eso Jesús viene a instaurar una etapa de la historia en donde él mismo dice, “vengan a mí los que están cansados y agobiados, yo los aliviaré, aprendan de mi que soy manso y humilde de corazón”, por eso nosotros nos llamamos discípulos de Jesús, nuestra identidad es ser hombres y mujeres que aprendemos de Jesús,  crecemos, por él y en él.

Por: Jesús Héctor Muñoz Escobar

jhme35@hotmail.com

www.hectormunoz.com.mx

Socio de la Firma JH Muñoz-Irízar & McBride.

Despacho de Abogados, Bienes Raíces y Consultoría.

Blvd. Pedro Infante 2580-6 Plaza Santa Inés.

Fracc. Los Álamos, Culiacán Sinaloa.

Tel. (667) 761-43-20 y 30

Facebook: Hector Muñoz

Twitter: @hectormunoz

Leave a comment