Jesús Valdés con el don de la amistad

Jesús Valdés con el don de la amistad

COMPARTIR

El espíritu de servicio y el don de la amistad es lo que caracteriza a Jesús Valdés Palazuelos, candidato a la alcaldía de Culiacán. Como gestor innato y de trato directo con la gente, ha logrado llevar a cabo numerosas obras para la ciudad durante su primer mandato a cargo del H. Ayuntamiento de Culiacán.

“El año que pude estar al frente del municipio me di cuenta que es factor determinante el contar con un buen equipo de trabajo y también salir a la calle y tener el contacto directo con la gente. He hecho un esfuerzo físico muy fuerte para poder tratar de estar en las 600 colonias que tiene Culiacán, en las 17 sindicaturas con casi mil rancherías. Siempre he tratado de ser lo más cercano y accesible; contesto hasta el día de hoy todos mis whatsapps, tengo miles de personas agregadas a mi teléfono y ese es uno de los medios más efectivos hasta hoy. Soy muy práctico, trato de tener un estilo diferente en la política, parte de los resultados positivos de mi administración, se basan en la atención directa que tengo con la gente”.

Sus inicios

Jesús Antonio Valdés Palazuelos era jugador de béisbol profesional, llegó a jugar con los Leones de Yucatán en la Liga Mexicana de Verano. Después de una lesión regresó a Culiacán a continuar con sus estudios. Se tituló como ingeniero agrónomo en la Universidad Autónoma de Sinaloa, pensando que se dedicaría al campo como su padre, pero su espíritu de lucha lo llevó a ser líder estudiantil.

“Mi sueño es lograr que Culiacán sea una ciudad industrial, vamos por muy buen camino.”

– Jesús Valdés

“No estaba conforme, empezamos a conseguir algunas cosas para mejorar la universidad, hasta que llegué a ser líder estudiantil. Me convertí en una persona a la cual los jóvenes seguían para buscar objetivos en común, y hemos logrado muchas cosas desde entonces a la fecha, y no me di cuenta cuando me metí a la política porque ya estaba hasta adentro, como decíamos, y en aquel momento yo inicié estudiando derecho, duré dos semanas y me salí de la Facultad de Derecho porque dije que no me gustaba la política, me inscribí en agronomía y mira donde ando, hice una maestría en administración pública, que no me he titulado pero la terminé mientras fui diputado federal y que esta maestría también me ha servido para enfrentar los retos, sobre todo administrativos en este ayuntamiento”.

Su tiempo al frente de Culiacán

Resolver los problemas de un municipio no es tarea fácil y en el momento que llegó Jesús Valdés por primera vez a la alcaldía, Culiacán venía arrastrando una deuda considerable.

“Realmente me sorprendió porque año con año todos los alcaldes hacen un esfuerzo por resolver los problemas de la ciudad y pues muchas veces tienen que solicitar créditos para resolver urgencias. En lo particular, hice un esfuerzo muy fuerte para no endeudar más al municipio. Soy el primer alcalde en dos décadas que no pide prestado, que no pide crédito y aun así pudimos hacer muchas obras, fue un gran reto de gestión, fue un gran reto que realmente pudiéramos bajar los recursos para que se notara esta administración y creo que hemos avanzado en gran medida.

“Hicimos con el apoyo del gobierno estatal y federal, programas que nunca se habían hecho con esa magnitud, como los 170 parques, las 700 calles reencarpetadas, las 250 calles pavimentadas, que hace mucho no se veía así y que fue con pura gestión; el gobernador sin duda está aportando mucho al municipio, la federación”.

Expectativas para el nuevo mandato

Sencillo y directo como es él, nos comenta acerca de lo que los culiacanenses pueden esperar en esta nueva etapa si gana otra vez la presidencia municipal.

“A la gente le digo que está muy fácil, nada más multiplíquenlo por tres, y logramos cifras históricas, en el reencarpetado, que logramos entrar a 90 fraccionamientos y colonias, todavía quedan muchas de ellas. Yo le digo a la gente, es imposible hacer todo en un año, pero si nos dan chanza en tres años, vamos a pegarle una buena manita de gato a la ciudad, que le hace falta.”

Considera también la importancia de la inversión privada, que es la que detona el desarrollo de las ciudades, siempre y cuando sea con orden, bajo las reglas que marcan las diferentes leyes de urbanización.

“En Culiacán, en este año que estuve al frente, crecimos casi 180% en la inversión privada y en empleo. Gracias a las facilidades creamos un centro municipal de negocios único en el país, ningún municipio de los 2,400 municipios que hay en México lo tiene, donde concentramos más de 50 servicios, desde apertura de una empresa, capacitación, financiamiento, licencias de construcción, etc. Que puedas ir a un sólo lugar y que ahí te atiendan y te resuelvan; estamos quitando mucha burocracia para que los inversionistas vean en Culiacán una opción de hacer negocio. Gracias a este centro municipal de negocios, Culiacán hoy es ya la quinta ciudad con más facilidades para hacer negocios, dicho por la revista Doing Business, no por nosotros. Y tenemos dentro de las 10 economías más estables de México. Creo que hay un gran potencial en Culiacán, la gente es muy emprendedora y eso ha generado que realmente nos volteen a ver estos otros actores de la iniciativa privada que están confiando mucho en la ciudad.”

Propuestas

“Estamos construyendo potenciales muy fuertes para Culiacán con la llegada del gas natural y con la inversión que estamos haciendo, de 72 kilómetros de red para las casas, para el comercio y sobre todo para la industria. Queremos y soñamos que Culiacán sea una capital no sólo agroindustrial sino industrial en general. Dicen que no hay ciudad industrial pobre, entonces eso jala mucha inversión, jala mucho empleo y le da valor agregado a los productos que tenemos aquí en el campo, a la ganadería, en la pesca. Mi sueño es lograr que Culiacán sea una ciudad industrial, vamos por muy buen camino. Traemos varios proyectos de parques industriales muy grandes y mejorar realmente el día a día de la ciudad. Tenemos un problema muy fuerte de contaminación ya, gracias a que hay un gran número de vehículos, capitalmente hablando, creo que es la ciudad que más vehículos tiene, mas de 400 mil y somos un millón de habitantes, entonces tenemos que empezar a hacer campañas muy fuertes de cultura, de que no todo el mundo nos movamos en nuestro propio carro, sino que estamos haciendo un proyecto que se llama Pimus, que es el plan de movilidad de la ciudad, para ver como modernizamos el transporte y que eso nos ayude a que la gente se mueva más en transporte público de calidad.”

El mensaje para los culiacanenses

“Mi mensaje sería pedirles ayudar en algo, en lo que quieran, a su hijo, a su sobrino, al vecino, una acción, dos acciones positivas que se hagan al día, realmente eso va a generar, imagínate, el millón de habitantes que estamos aquí en Culiacán, que salgamos a barrer la banqueta un día a la semana cuando menos, que no tiremos la basura en los canales porque eso genera muchos problemas a la ciudad, que podamos adoptar un árbol por ejemplo, que tanta falta nos hace ahorita con los problemas de sequía tan fuertes que tiene la ciudad, o que podamos ayudar a una persona. Con una persona que adoptemos en alguna colonia, un niño, que no tiene para estudiar, que no es mucho al final del día, pero son los momentos tan rápidos en la vida, que no te detienes a ver que puedes hacer por el prójimo. A veces les digo en el béisbol, por ejemplo, mi hijo juega y hay compañeritos más humildes que él, y desde ahí puede iniciar, que ese joven o ese niño que reciba un apoyo de unos buenos taquetes para estimularlo y que le eche más ganas al deporte, que vea que sí se puede. Poder hacer un comité de vecinos, que no existen prácticamente en todas las colonias, ¿para qué?, para echar la platicada entre los vecinos, para organizarse, para lograr algo, para hacer gestiones, a veces la gente se organiza y realizan kermeses y no sacan dinero, pero se divierten.

“Cuando algo veo que cambia en el entorno de alguien, de una familia, de una comunidad, creo que ahí es donde está el éxito.”

– Jesús Valdés

“Creo que ahora lo que tenemos que hacer es promover que salgan nuestros hijos y nosotros también salir, a conocer al vecino, a convivir, a veces entre vecinos nos podemos ayudar, hoy por ti y mañana por mi, como dicen. Nosotros jugábamos en la calle, nos conocíamos todos, íbamos y veníamos a un parque sin problema, ahora ya los papás no quieren dejar salir a los niños a ningún lado, y la tecnología los está atrapando y se aíslan de la realidad.

“Y también me gustaría pedirles que, todos los que estamos aquí en Culiacán, salgamos a votar. Ojalá lo puedan hacer por mí; en lo personal ya tengo mucha capacidad y confianza, y lo más que sé es gestionar, que ya sé donde están los recursos, ya sé cómo hacerle. Soy el primer presidente en dos décadas que no pedí prestado, y que aun así hicimos grandes transformaciones, sabemos cómo hacerle, estamos trabajando mucho los temas de austeridad, de transparencia, que es lo que más lastima a la gente. Le digo a la gente que no salga a votar nada más por coraje, que realmente analice persona contra persona, quienes somos, porque a final de cuentas el voto y el poder de decidir quienes nos van a representar está en la gente, está en las manos de cualquier ciudadano.

“Creo que ya el tema de los partidos ya quedó rebasado, ya prácticamente nadie sabe si un partido, la ideología o no, digo los que militamos en un partido, que ahora vamos no por un partido, vamos por tres partidos, pues es muy difícil, ¿no? Mezclar la ideología de los tres partidos, entonces, termina gobernando la persona, más que un partido. Entonces creo que sí se deben de fijar mucho en quién es quién, y que tomen la mejor decisión pero que salgan a votar.”

Ayudar

Su afán de ayudar a quienes lo necesitan, y la facilidad para desprenderse de lo que tiene para dar una mano amiga es, para él, el significado del éxito y lo que le saca una sonrisa.

“Cuando algo veo que cambia en el entorno de alguien, de una familia, de una comunidad, creo que ahí es donde está el éxito, de lo que a mí me gusta, que es ayudar y que aparte sin duda lo hago con muchas ganas, nadie pone la agenda, yo soy el único que hago la agenda y si yo meto 14 o 15 eventos diarios es porque eso me permite estar cerca de la gente. Desde que era presidente, desde que era candidato, la agenda la hago yo con base en sus necesidades, y a veces realmente no me alcanza el día y la noche para atender a tanta gente, pero conforme voy avanzando voy resolviendo muchas cosas, voy siendo amigo del amigo, del conocido, etc. Y pues se va haciendo una gran red de amistades y logramos hacer cosas, ¿no? Yo creo que eso es lo más padre de esta chamba.”