Hidratación completa para este verano

Hidratación completa para este verano

COMPARTIR

Qué gusto saludarles de nuevo a través de la Revista Gente Sinaloa, esta vez abordaremos un tema muy apropiado a propósito del verano que ya está aquí con nosotros. Sinaloa es un estado que en la gran mayoría de sus regiones es cálido húmedo y ello trae consigo la posibilidad de una deshidratación severa que, de no atenderse adecuadamente, puede propiciar muy desafortunadas consecuencias e inclusive morir.

La hidratación adecuada se establece desde dos perspectivas: desde el consumo de agua simple, como del consumo de bebidas que contengan electrolitos necesarios para reemplazar los que se pierden a través de la respiración, del sudor o transpiración y de la orina.

El agua es uno de los principales componentes de nuestro cuerpo humano y desde siempre sabemos que es esencial para la vida, pero además, es uno de los mecanismos más importantes por los cuales nuestro cuerpo transporta nutrimentos o elementos que surgen de las reacciones metabólicas que suceden en nuestro organismo y que de no eliminarse adecuadamente, pueden llegar a ocasionar una toxicidad severa que puede comprometer nuestra salud. El agua, además, beneficia la lubricación de nuestras articulaciones, ligamentos y aporta soporte a nuestros músculos. Es por ello que nosotros debemos consumir agua simple (sin ningún sabor), la recomendación más general para nuestro clima de verano es que consumamos de 1.5 a 2 litros según se requiera por día, esto además del agua que provenga en forma de leche, infusiones, caldos, frutas, verduras, etc. La recomendación es que el consumo de agua esté distribuido a lo largo del día en porciones de 200 a 300 ml y esto hacerlo cada dos o tres horas para evitar sentir sed, ya que sentirla es considerado el primer grado de deshidratación.

Por otro lado, el consumo de electrolitos es fundamental para una adecuada hidratación. Las funciones más importantes de los electrolitos radican en el adecuado funcionamiento de nuestras células. Si partimos que nuestro cuerpo es un conjunto de células, resulta de suma importancia cuidar que el suministro de electrolitos se desarrolle de la forma adecuada para reemplazar por los que se pierden de manera ordinaria en nuestra vida. Los electrolitos son minerales como el sodio, potasio, magnesio, cloro y calcio, estos minerales están cargados con iones que permiten mantener nuestro cuerpo en balance. Existen diferentes fórmulas de electrolitos, algunas son proporcionadas de manera gratuita o a muy bajo costo por los sistemas de salud de nuestra entidad, o también otras comerciales; lo importante es verificar que contenga a todos los electrolitos que mencioné hace unos segundos, ya que de lo contrario nuestro organismo entra en desbalance y puede resultar muy desafortunado. La recomendación del consumo de electrolitos es muy variada y puede oscilar entre 250 ml a 1 litro por día dependiendo de la pérdida de sudor u orina que de manera particular cada persona presente.

Los síntomas de deshidratación pueden ir desde boca seca y saliva espesa o pegajosa, resequedad en las mucosas, somnolencia, agotamiento, fatiga crónica, sed extrema, dolor de cabeza, ojos hundidos, ausencia de lágrimas y orina, irritabilidad, confusión, alteraciones en las funciones renales, perdida de la conciencia y en casos extremos, la muerte.

Bajo estos elementos, mi recomendación es que vigile adecuadamente la hidratación completa consumiendo agua y electrolitos de la forma adecuada. Reitero que es un placer compartir con ustedes este espacio y deseo que usted y su familia gocen de un verano divertido y muy saludable.

Por: Dra. Marcela de Jesús Vergara Jiménez

Asesora Nutricional

Centro de Asesoría Nutricional

centrodeasesorianutricional@hotmail.com

Citas: (667) 713-4512