Héctor Melesio Cuén Ojeda – Compromiso con la educación

Héctor Melesio Cuén Ojeda – Compromiso con la educación

COMPARTIR

Un hombre que ha luchado mucho en la vida, producto de la cultura del esfuerzo, así se define Héctor Melesio Cuén Ojeda, catedrático, político y empresario nacido en Badiraguato, Sinaloa, quien actualmente se postula como candidato al Senado de la República.

“Soy egresado de puras escuelas públicas y la verdad que cuando inicié mi vida empresarial, pues iniciamos de cero prácticamente, fue con mucha pero mucha hambre de superarme y de hacer algo en un futuro pensando en la familia que iba a tener. De tal manera que una vez que egreso de la Facultad de Ciencias Químico Biológicas, ya con mi título profesional, al mes ya estaba impartiendo clases a los que venían detrás de mí, a los de quinto año y, además, aperturé mi primera empresa. Desde entonces a la fecha, tengo cuarenta años trabajando muy fuerte, 40 años como empresario, 40 años con mucho éxito y la verdad que ha valido la pena, ha valido la pena todo lo que hemos hecho, pero sobre todo el impacto que esto ha tenido, mucho más allá del mayor tesoro que tengo en mi vida que es mi familia.”

Un hombre de trabajo

Incansable, bajo un ritmo de trabajo acelerado y con gran agilidad intelectual, Cuén Ojeda lo atribuye una de sus grandes pasiones, el deporte, el cual le brindó la disciplina y condición física y mental para llevar a cabo todo lo que se ha propuesto.

“Cuando inicié como empresario me levantaba a las cinco de la mañana, a las seis ya estaba abriendo el laboratorio, y en el día yo era el químico, a veces el administrador, iba e impartía clases a la universidad y trabajada con un ritmo de trabajo muy fuerte y lo atribuyo a que fui deportista durante muchos años, que fui maratonista. Me tocó correr maratones en Nueva York, Boston, Hawái, Long Beach, Los Angeles, San Diego, muchos maratones. Entonces yo aprendí la disciplina fuerte, el aguante físico y sobre todo mental, porque correr 42,195 metros no cualquiera lo hace y eso lo aplico a otras etapas de mi vida.”

Los valores en la familia

“Uno de los valores más importantes es la búsqueda de la honestidad, la trasparencia. Y un valor que es primordial en las familias es el trabajo. Cuando se trabaja se es honesto. Eso para nosotros juega un papel fundamental ya que actualmente los principales problemas que tenemos aquí en México, uno es la impunidad y otro es la corrupción, y esto se tiene que ver a nivel de la familia, ¿cómo?, a través de los valores que se adquieren en casa. La familia es la primera escuela que tienen nuestros hijos y si fallamos ahí, se falla a futuro también en lo que es su personalidad.”

Héctor Melesio Cuén Ojeda y su esposa Angélica Díaz de Cuén, ya con 37 años de matrimonio, han formado un hogar muy unido con sus cuatro hijos, Mónica María, Angélica María, Héctor Melesio y María Guadalupe, donde ya tienen siete nietos y uno más en camino.

“Somos gente de proyecto y el proyecto se llama México,

se llama Sinaloa.”

– Héctor Melesio Cuén

“Desde pequeños mis hijos, algo repetitivo de manera permanente es ‘no se peleen’. Esa ha sido una palabra que ellos recuerdan de toda la vida, porque sabemos nosotros que si se divide una familia todo termina en caos. La familia es lo fundamental incluso ya como profesionista, ya como padre de familia, ya como empresario, ya como deportista, ya como político, si no tienes una familia estable, afuera es un caos.”

Su motivación

Egresado de la carrera de Químico Farmacéutico-Biólogo en la Universidad Autónoma de Sinaloa, de la que fue rector durante el periodo 2005 – 2009, y siendo un empresario exitoso con más de 11 laboratorios en el municipio, emprendió el camino de la política en su búsqueda de hacer un cambio real para la gente, en los puestos donde realmente esto es posible.

“He descubierto que estando en espacios donde se toman grandes decisiones puedes hacer cosas muy grandes para la gente. Eso es lo que me ha motivado principalmente, pero también me ha motivado el hecho de que tenemos muchos años viendo a la gente que se encuentra en esos espacios que no piensan en la gente, que piensan en grupos, que lo hacen de manera interesada individualmente hablando, entre otras cosas.

“En un principio recuerdo que yo daba clases e influía en 60 alumnos y a veces tenía tres grupos, 180 alumnos. Sin embargo, un día dije ‘yo quiero ir mucho más allá’ y fue por ello que busqué la dirección de la Facultad de Ciencias Químico-Biológicas. Ya cuando fui director de la misma –en aquel tiempo tenía cerca de 2,000 alumnos–, una vez que logramos hacer grandes cosas en esa facultad mi pregunta fue ‘¿por qué no ir más lejos?’, y fue cuando llegué a ser rector de la Universidad Autónoma de Sinaloa y esto para mi jugó un papel fundamental porque fue un reto muy grande, en ese tiempo tenía un poco más de 110 mil alumnos.

“Si queremos que haya crecimiento económico, le tenemos que apostar a la educación.”

– Héctor Melesio Cuén

“De tal manera que lo tomé como un reto para consolidar lo que es la educación pública. Mi pregunta principal era ‘¿por qué alumnos que están en la privada tienen muchas más oportunidades que los alumnos que están en la pública?’. Como, por ejemplo, la Movilidad Estudiantil Internacional, el Verano Científico Internacional; el hecho de que tuvieran en la Universidad psicólogos, médicos generales, para detectar de manera temprana problemas como la farmacodependencia o que de repente afloraban problemas emocionales, afectivos, traumas, como consecuencia de problemas al interior de la familia, entre otras cosas. De tal forma que logramos grandes cosas por la gente, sobre todo por las muchachas y los muchachos. Yo me siento sumamente orgulloso de haber implementado estos temas, y también que logramos estabilizar laboralmente la universidad y mantener una doble jubilación, que eso le gustó mucho a la gente, pero más importante todavía, la vinculación de esa institución con los sectores social y productivos, porque había un divorcio completo. Y desde entonces, yo lo puedo presumir, que desde entonces cuando fui rector, no hay una sola huelga en la Universidad Autónoma de Sinaloa.

“Entonces eso es lo que me motiva siempre, poder hacer cosas que influyan en terceros, para bien, desde luego. Y hoy, para nadie es desconocido que hace seis años quise ser senador de la república y el año antepasado quise ser gobernador del estado de Sinaloa. Esto no es fácil, yo vengo de la cultura del esfuerzo, soy un emprendedor y recuerdo que cuando no gané el Senado de la República en lugar de echarme a la milonga, en lugar de irme a la casa, cruzarme de brazos, o en lugar de quejarme, fundamos un gran partido, el Partido Sinaloense, que para mí ha jugado un papel fundamental porque este partido ha permitido que se involucre mi familia, que se involucren mis amigos, que se involucre mucha gente bonita, la verdad, que tenemos muy buena relación y estamos haciendo grandes cosas por la sociedad a través de ese partido.”

La educación

La clave para el bienestar y calidad de vida para las familias mexicanas es la educación, y es un tema fundamental para Héctor Melesio Cuén.

“La educación es la única posibilidad que tienen los mexicanos que en este momento viven en la pobreza, de poder escalar socialmente. Es un facilitador para que haya más igualdad social, y también es el mejor antídoto y la mejor vacuna que existe contra la violencia.

“Desde luego, si nosotros queremos que haya crecimiento económico, le tenemos que apostar a la educación porque va implícito lo que es la investigación y desarrollo, el apoyo que se le da a la ciencia y a la tecnología. Habiendo educación hay innovación, hay avance tecnológico, hay creación de patentes y, por lo tanto, lo más importante, hay desarrollo, que es el deseo que tenemos todos los mexicanos, que nuestro país transite de un país subdesarrollado a un país desarrollado. Ese es el sueño de nosotros porque eso significa bienestar para la familia.”

Los retos

Al hablar de desafíos actuales, el empresario y político sinaloense considera no sólo sus retos personales, sino los que nos atañen a todo como nación, para llegar al Senado de la República y hacer grandes cosas por México y por Sinaloa.

“Cuando hablo de México, estoy pensando en este momento las peripecias que estamos pasando a través del presidente de la unión americana, como hay un desdén muy grande para con nosotros como mexicanos, como hay calificativos como que nos llama criminales, nos llama animales y yo en lo personal no estoy de acuerdo en que estemos de manera pasiva, tenemos que luchar, pero la única forma de lograrlo es fortalecernos aquí en México. La verdad es que estamos en este momento negociando un tratado internacional –el Tratado de Libre Comercio– de rodillas y esto se debe a que en el pasado no sacamos la tarea, se debe a que estamos completamente endeudados con una deuda pública impagable prácticamente, se debe a que nuestro mercado interno está completamente débil, se debe a que en el pasado hubo mucha corrupción y como consecuencia de ello tenemos un país débil. Sin embargo, esto que está pasando sí tiene remedio y creo que en el momento que llegue gente que luche por la gente, que luche por México, que luche por Sinaloa, a esos espacios, otro gallo nos va a cantar, definitivamente. Y es por ello que es mi reto, llegar allá para demostrar.”

Cuén Ojeda se ha distinguido por su productividad, como diputado local presentó 113 iniciativas, 38 aprobadas hasta el día de hoy.

“A donde llegamos, hacemos que trascienda ese lugar, nosotros somos gente de proyecto y el proyecto se llama México, se llama Sinaloa.”

La violencia

“No podemos seguir permitiendo el hecho de que de manera ilegal estén llegando a México más de 200 mil armas, que esto está contribuyendo a que se incremente mucho la violencia porque cuando en un país hay desigualdad social, hay pobreza, hay falta de empleo, hay violencia. Y cuando les pones las armas a la mano, la violencia se eleva bastante, se intensifica. Es por ello que aquí en México, en este primer trimestre del 2018, es el trimestre más violento en la historia de México, son 7,667 asesinatos dolosos con una proyección de más de 30,000 para este año y esto nos convierte en el segundo país más letal del mundo, abajo de Siria y no estamos en guerra.

“¿Qué está pasando? Nos están matando a nuestra familia, a nuestra gente y la única manera de contrarrestar esto definitivamente no es con más violencia, no es con más marinos, no es con más armas largas, no es con más drones, no es con más helicópteros artillados, aquí se trata de crecimiento económico, se trata de empleo, se trata de educación, se trata de cultura, se trata de deporte, de eso se trata fundamentalmente, combatir lo que es la pobreza y la pobreza se combate enseñando a pescar a la ciudadanía, no dándoles despensas, no dándoles canonjías que no valen la pena, que lo único que logran es que haya una dependencia, que el día que no les das ese producto se mueren de hambre.”

Así mismo, nos habla de la importancia de poner mucha atención a los hijos, siendo el hogar la primera escuela y donde es posible prevenir problemas relacionados con deserción escolar y por consiguiente la violencia.

“Si al interior de la familia hay violencia intrafamiliar, es casi seguro que los vamos a afectar, esto último para mi es sumamente importante porque las niñas y los niños son unas esponjas, todo absorben, lo positivo y lo negativo, y cuando hay violencia intrafamiliar, esos problemas emocionales los llevan a la escuela, y allá se manifiestan mediante el bullying. Después en el camino si no son atendidos adecuadamente, se convierten en desertores escolares y después hay muchas posibilidades de que se conviertan en delincuentes. De tal manera que la casa es donde se maman los valores. Y nosotros tenemos que ser un ejemplo para nuestros hijos, eso es algo fundamental.

“Recuerdo una vez, en un foro que hicimos de los diferentes tipos educativos aquí en Sinaloa, alguien decía por ahí que tenemos problemas serios en el sistema educativo mexicano y en aquel tiempo, de cada 100 niños que entraban a primaria, se decía que únicamente 14 terminaban una carrera profesional –hoy son 23, lo tengo confirmado. Entonces se quejaban los del tipo superior y decían ‘es que vienen muy mal preparados los muchachos de la prepa’, y los del tipo medio superior ‘es que vienen mal preparados de la secundaria’, el de la secundaria se quejada de la primaria, la primaria de preescolar, y el de preescolar decía ‘definitivamente es la familia, ahí está el problema’, y es cierto, mucho tenemos que ver nosotros como padres de familia, el hecho del impacto que se tiene en casa para que cuando ellos crezcan se conviertan en hombres y mujeres de bien.”

Prevención para mantener

unida a la familia sinaloense

“Yo le digo a la familia, ‘una recomendación, no suelten a sus hijos, a veces háganles creer que ya son autosuficientes, sobre todo cuando llegan al nivel medio superior. No los dejen libres porque siempre necesitan un jalón de orejas. De repente nosotros descuidamos a nuestros hijos en etapas como la secundaria y la preparatoria, hay que estar muy atentos para cualquier situación que se pueda presentar, ya que nosotros como padres de familia somos muy buenos para educar a los hijos del vecino pero cuando se trata de tomar decisiones con nuestros hijos se nos hace bolas el engrudo, esa es la realidad.

“De tal manera que es fundamental que estemos muy cerca de ellos y siempre apoyarlos. Así como cuando ellos nacen, son seres indefensos completamente, si no los amamantamos no sobreviven y después por sentido común las madres de familia, sobre todo porque el papá sale mucho de casa, está muy pendiente para que en un futuro no le dé poliomielitis, no le dé difteria, no le dé tuberculosis, ¿qué es lo mejor para esto? La prevención. ¿Y cuál es la prevención? La vacuna. Y después en la medida que ellos crecen la mejor prevención que hay en la vida es la educación, pues es la mejor herencia que le podemos dejar a nuestros hijos, eso decían mis abuelos, mis tatarabuelos, yo lo sigo diciendo con mis hijos y con mis nietos también.

“Entonces uno está esperando a que llegue la edad en que estén en preescolar, en primaria, y soñamos, tenemos sueños por la noche donde estamos en una graduación donde nuestros hijos están recibiendo un título profesional, es decir, no soltar a nuestros hijos.”

Soluciones a los problemas de Sinaloa y México

Al hablar de las necesidades actuales de Sinaloa, el candidato al Senado por la coalición Por México al Frente puntualiza que la solución a los problemas no solo le corresponde al estado.

“La solución ya no está en Sinaloa, la solución está a nivel nacional, la solución está en el Congreso de la Unión. Necesitamos que la macroeconomía México tenga más crecimiento económico, Sinaloa tiene un crecimiento muy mediocre, Sinaloa tiene los peores salarios de todas las entidades federativas en este momento, Sinaloa tiene violencia. En este momento, yo no estoy contento, por ejemplo, que Culiacán, entre 2,446 municipios, sea la ciudad más letal en feminicidios en el año 2017. Lo que se necesita aquí definitivamente es un proyecto pero de impacto nacional.

“¿Qué necesita Sinaloa? Más crecimiento económico, pero para ello necesitamos fortalecer lo que es la actividad económica primaria, necesitamos un modelo de industrialización. Yo recuerdo aquellos tiempos bonitos, y una vez se lo escuché a Óscar Lara Aréchiga, que en paz descanse, que dijo él con números, antes teníamos 18 aceiteras, teníamos muchas harineras, teníamos más ingenios azucareros, ¿y qué nos está pasando aquí en Sinaloa? ¿Porqué vamos para abajo en el sector económico terciario? ¿Por qué no le damos valor agregado a lo que es la actividad primaria? ¿Por qué no hay alguien que impulse este tipo de situaciones? Es increíble como cerraron el ingenio de Los Mochis, el de Navolato, el de Costa Rica, el del Roble, allá en Mazatlán y no lo dudo que tarde que temprano cierren también el que nos queda, que es el de la sindicatura de Eldorado, de Culiacán.

“Se necesita un modelo de industrialización agresivo aquí en el estado de Sinaloa. Es cierto, ya se empezó, pero el problema es que los políticos del dicho al hecho hay mucho trecho. Hay que recordar cuando inició, por ejemplo, la presa Picachos, que hace alrededor de seis años debió haberse terminado y ni siquiera han invertido un peso para esa red de agua tan importante para convertir alrededor de 22,000 hectáreas de temporal arriero. La presa Santa María, su terminación estaba programada para este año, para diciembre de este año, va a durar años y años para poder terminarse.

“De tal manera que el principal problema que tiene México y Sinaloa es que los planes son sexenales, no transexenales, no hay visión de Estado, no se planea a mediano y largo plazo, aquí vivimos en el remiendo, vivimos en las ocurrencias, vivimos en la urgencia, de repente va pasando un funcionario por aquí y dice ‘ah, aquí vamos a hacer un teatro’ –yo no estoy en contra de que se hagan teatros, desde luego, pero son ocurrencias, no hay planeación estratégica, esa es la realidad. Y llega un funcionario y el famoso borrón y cuenta nueva. Entonces el principal reto aquí definitivamente es tener claridad en el México y el Sinaloa que queremos, no únicamente para mañana, el Sinaloa que queremos para el 2020, 2030, 2040, 2050.”

La satisfacción de ayudar

a la gente

Las acciones que llevamos a cabo en la vida son la obra que nos define como personas y la labor de Héctor Melesio Cuén Ojeda, como líder en cada uno de sus puestos, le ha permitido a ayudar a muchas personas para las que esto ha significado un cambio en su calidad de vida. Y las satisfacciones de ayudar a la gente han sido considerables.

“Recuerdo que en una ocasión nosotros echamos a andar un proyecto que le llamamos Doctores Jóvenes, siempre pensando adelante en que esos recién egresados que iban y cursaban un doctorado directo a diferentes lugares del mundo, en diferentes áreas del conocimiento, iban a regresar a fortalecer la planta docente, consolidar los cuerpos académicos y darle calidad educativa a lo que es cualquier programa académico, y una de las satisfacciones es que no hay semana en que no me encuentre en mi trajinar a alumnos míos, donde hay gran aprecio, y esas gentes que se fueron como Doctores Jóvenes la verdad que aprecian mucho esa oportunidad que tuvieron en su momento.

“Entonces la verdad siempre estamos ayudando, en el PAS tenemos 45 clubes de adultos mayores, pues la satisfacción para nosotros es muy grande en ese tramo. Hay un gran aprecio de los adultos mayores porque les checamos la presión, les cuantificamos su glucosa sanguínea, les ponemos un nutriólogo, se están divirtiendo, aprenden manualidades, entre otras cosas, y hasta de novios se ponen entre ellos. Ellos lo agradecen mucho.

“Tenemos por ejemplo, programas de diferente índole, tenemos un programa que tiene apenas seis meses, se llama MediPAS. En la semana, vamos y censamos un área determinada, aquí de Culiacán lo estamos haciendo primero, y localizamos a adultos mayores y gente que cuenta con alguna discapacidad que están enfermos y el sábado visitamos, tienen visitas médicas ellos y ya le damos seguimiento hasta que se alivien. Es increíble cuestiones de ese tipo.

“Tenemos alrededor de 60 programas de tipo social en este momento en el partido, que es increíble cómo hemos cultivado amistad y cariño de parte de la gente, eso para mí me llena de satisfacción, pero sobre todo ese rescate de los jóvenes que tenemos de manera permanente en que de repente dicen ya no voy a estudiar y nosotros los apoyamos para que continúen sus estudios.

“Eso es de lo que a mí me ayuda, me da mucha energía para seguir trabajando todos los días. Cuando fui diputado, a mí me decían que era como una especie de fenómeno, terminaba la sesión y me tenía que esperar hasta dos, tres horas, para atender a la gente. Mucha gestión para con la ciudadanía, y aquí lo más importante, siempre escuchamos a la gente. Y desde luego, el haber tenido esa gran oportunidad de haber dirigido la Universidad Autónoma de Sinaloa como rector, ¡para mí fue algo maravilloso! No se me olvida cuando organizamos Espacio 2006, no se me olvida cuando organizábamos desayunos de manera permanente en la Torre Académica con empresarios, como Juan Manuel Ley (†), Enrique Coppel (†), Diego Ley, entre muchos otros, para posteriormente subirlos a un camioncito y darles un tour en toda la Ciudad Universitaria para que conocieran la universidad, para que no siguieran teniendo esa mala opinión de ella, donde había un divorcio tremendo, nos tenían como grilleros nada más, eso para mí ha sido una gran satisfacción y como maestro ¡ni se diga!

“Entonces no conocían los empresarios todo el potencial, sobre todo de investigación, que se tenía en la universidad, había un divorcio completo de parte de los sectores productivos, con respecto a la universidad. Echamos a andar fundaciones, donde se involucraron ellos, Juan Manuel Ley fue presidente de una fundación de la universidad. Echamos a andar la Fundación UAS donde el arquitecto Sevilla me hizo el favor de encabezarla. Reactivamos el Sorteo UAS, que en aquel tiempo ya no daba permiso en México porque decían que se había hecho tranza en el pasado y con la ayuda de Rafael Borbón Ramos, nos ayudó él por allá en México como funcionario y conseguimos el permiso para que se reactivaran los sorteos. Para nosotros es muy importante porque un sorteo es identidad, posiciona, no es para ganar dinero. Es para posicionar un proyecto y en este caso era la institución UAS.”

Su mensaje para Sinaloa

“El mensaje principal es que esto sí tiene remedio. Pero para poder que esto se logre nos tenemos que involucrar todos. Primero, la familia, tenemos que sacar nuestra chamba y cuando hablo de nuestra chamba, hablo precisamente de la tarea que tenemos tan importante, la formación de nuestros hijos. Eso es, entonces a nivel de la familia tenemos que hacer un trabajo importante.

“Segundo, lo que es el tema educativo. He insistido mucho y utilizo esta palabra, el gobierno ha sido ultra-mega-archi-híper-pichicato con la educación, no le invierte. Ahí están las escuelas que se están cayendo. Se le tiene que invertir más al tema educativo, ¿para qué?, para que haya calidad educativa. Esto es fundamental. El sistema mexicano tiene fallas serias y tenemos que ver la manera de que esto mejore.

“A nivel federal en el tipo básico, que es el que falla más, hay un poco más de 222,000 escuelas y una de cada dos no tiene agua o no tiene drenaje o no tiene luz. Y aquí a nivel estatal nosotros tenemos cerca de 6,000 escuelas, pero hay alrededor de 300 que no tienen agua, alrededor de 600 que no tienen baños, alrededor de 600 que no tienen luz, hay 2500 que no tienen drenaje, pero lo más grave, el 80% no tiene zonas de seguridad y salidas de emergencia. Y aquí estamos muy acostumbrados en México que una vez que se ahogue el niño tapamos la noria. Aquí ya hay temblores fuertes, acaba de temblar aquí en Mazatlán, no hace mucho tiempo tembló a 6 grados aquí a un lado de Eldorado, no hace mucho tiempo tembló arriba de 6 grados a un lado de Topolobampo, de tal manera que para mí el tema educativo juega un papel fundamental, pero llega gente que no conoce el tema educativo, que no conoce la importancia, por eso es que les vale sorbete, esa es la realidad. Entonces la escuela tiene que sacar la tarea, la educación de calidad, y lo otro, el gobierno.

“El gobierno tiene que cumplir con su cometido, para empezar, es el responsable de salvaguardar la integridad física de nosotros como personas; no lo está haciendo. Ahí están los datos contundentes. Es el encargado de salvaguardar nuestro patrimonio, esto último, el año pasado se robaron aquí en Sinaloa más de 7,000 carros, 20 carros diarios y aquí en Culiacán fueron más del 50%. Entonces tiene que haber una conjunción en lo que es el gobierno, la escuela y la familia. El día que se trabaje de manera coordinada van a mejorar mucho las cosas. Pero yo le digo a los sinaloenses que sí tiene remedio, México y Sinaloa son lugares muy ricos en recursos naturales y esto da para mucho, no se ha acabado México, no se ha acabado Sinaloa. Es cierto, se acaba una vida, y para esa familia es una terrible pesadilla, a mí me ha tocado como familia y no estoy hablando de algo aislado.

“El sexenio pasado casi 8,000 asesinatos dolosos, 3,500 culposos, casi 2,000 desaparecidos, son alrededor de 13,000 familias que no están contentos. Pero sigo insistiendo, esto sigue, y sí tiene remedio y es muy importante que la gente se fije a la hora de votar, para que llegue gente que se preocupe por la gente, no por su grupo, no por ellos mismos, incluso no por sus partidos.”

Un hombre agradecido

A Héctor Melesio Cuén Ojeda lo distingue la franqueza sobre todo, decir lo que piensa, así como su puntualidad, el trabajo arduo y hacer honor a lo que su padre Héctor Emilio Cuén Blancarte y su abuelo Melesio Cuén le inculcaron, el valor de su palabra. Por ello es popularmente conocida la frase: Si Cuén te dice algo lo cumple.

“Me siento bien contento porque una vez más me demuestra la vida ese dicho de mi abuelo ‘es de hombres bien nacidos ser agradecidos’. Si mi abuelo viviera ahorita lo ajusticiaran las mujeres por la igualdad de género, pero estoy hablando de 1922, en que él fue diputado local aquí en Sinaloa y fue presidente municipal de Badiraguato. En mi camino me he encontrado muchos amigos y me recibe bien la gente a donde voy, dicen que la política es como la agricultura, para poder cosechar hay que sembrar, y nosotros hemos sembrado mucho, pero lo hemos sembrado a como lo dice la Biblia, haz el bien sin saber a quién y sin esperar nada a cambio. Si llega, bienvenido.”

Por ELEANA CARRASCO