Experta en tacones

Experta en tacones

COMPARTIR

Los tacones lucen espectaculares y nunca pasarán de moda, pero caminar con elegancia y distinción sobre ellos parece casi imposible, digno de las celebridades que vemos en la alfombra roja o en las pasarelas. La realidad es que todas podemos lograrlo.

Entre el temor a caer o lastimarte, y también imaginarte a ti misma caminando como animalito espinado, refuerza el alejarte de los tacones y preferir unos siempre confiables flats. Sin embargo, en esta vida todo se aprende y caminar en tacones requiere de unos cuantos consejos.

Lo esencial para poder lucir perfectas es sentirnos cómodas. Y si nuestros zapatos no nos hacen sentir bien no lograremos el objetivo de los tacones: Estilizarnos las piernas y sentirnos sexys.

Primera vez

Dominar los tacones requiere práctica, así que no te sientas mal si no te sale a la primera. No empieces con tacones de 15 cm. Inicia un tacón bajo, tal vez uno de 3 cm. Y cada vez que logres dominar la altura podrás ir aumentándola. Verás que te ahorrarás bastantes caídas o lesiones.

Talon primero

Debemos tener en mente que caminar con tacones es súper diferente a hacerlo en tenis o flats, así que debes de acostumbrarte a no pisar con la planta del pie por completo. Primero es el talón y después la punta de nuestros pies, así lucirás más natural y cómoda.

Poco a poco

Empieza practicando con tus nuevos zapatos dando pequeños pasos, verás que te ayudará a generar confianza y mantener el equilibrio.

La talla ideal

A la hora de elegir tus tacones trata de probar diferentes tallas y camina un poco con ellos para ver con cuales te sientes mejor. Recuerda que no te deben quedar más grandes o muy pequeños, si no la tarea de caminar bien con ellos será imposible.

¡Relájate!

Trata de no tener tensas las rodillas y caderas. ¡Relájate! Lucir tensa es lo opuesto a lo que usar tacones debería provocar en nosotros, en vez de lucir como una mujer segura de sí, hará notar que no sabes lo que haces con tus tacones.

La postura perfecta

Mantén tu cuerpo balanceado. ¿Cómo? Empuja tus hombros hacía atrás y poniendo tu abdomen fuerte, así lograrás mantener el equilibrio y contrarrestar el peso que tus tacones generan hacia delante.

La linea recta

Algo que ayuda mucho es imaginar una línea recta hacía tu destino y caminar sobre ella, esto hará que tus pasos sean confiados y sobre todo elegantes. No olvides que debes mirar hacia el frente y no a tus pies.