Vivir bajo altos niveles de estrés, aunque este sea una reacción normal, puede resultar perjudicial para nuestro organismo ya que es el principal influyente en el desarrollo de distintas enfermedades y nos mantiene en un estado de rigidez. Al someternos a este tipo de tensión constantemente podemos causarnos problemas físicos.

Existen distintas técnicas para combatir este mal y mantenernos felices, controlar la tensión nos puede alargar la vida, pero primero debemos identificar cuáles son los factores que nos llevan a sentirnos estresados. La novedad, lo impredecible, la sensación de descontrol y las amenazas a nuestra personalidad son las cuatro características principales que intervienen para clasificar una situación como estresante.

Estrategias

Hacer ejercicio

Caminar, correr, andar en bicicleta, nadar o bailar, son actividad físicas que se pueden practicar todos los días y que ayudan a liberar la tensión muscular provocada por el estrés, aumentan la producción de endorfinas, que son hormonas que generan una sensación de bienestar, y descargan la energía acumulada.

Dormir lo suficiente

Dejar que nuestra mente y cuerpo descansen lo suficiente hace que se piense con más claridad, aumente la memoria y mejore el rendimiento físico. Lo recomendado por los especialistas de la salud es dormir entre siete y nueve horas diarias.

Escuchar música

Escuchar melodías que nos agradan como el disco de nuestra banda favorita o percibir sonidos que son creados especialmente para la relajación, el sonido de las olas o el canto de las aves, ponen a nuestro cerebro en un estado de gozo que elimina toda tensión.

Meditar

Con tan sólo tomarnos diez minutos al día para concentrarnos en la respiración y tener pensamientos agradables aclaramos la mente y bajamos los niveles de estrés, esto se puede realizar estando completamente quieto o haciendo alguna actividad física de bajo impacto como caminar o estirar.

Dejar los excesos

Está comprobado que las personas que sufren de niveles altos de cortisol tienden a comer y beber más para calmar la ansiedad que viene vinculada con el estrés. Lo ideal es tener una dieta balanceada y tomar agua cuando nos encontremos bajo situaciones tensas.

Organizar el tiempo

En muchas ocasiones el estrés surge porque tenemos muchas cosas que hacer y creemos que no nos va a rendir el día. Planificar las actividades que tenemos en una lista acomodándolas por prioridad, entrar a las redes sociales una o dos veces al día y ponernos límites de tiempo para realizar alguna tarea nos ayuda a manejar mejor nuestro tiempo.

Tiempo libre

Tomarnos tiempo libre en nuestras tareas diarias para convivir con las personas que amamos y realizar una actividad que sea de nuestro gusto como dibujar, leer, ver una película o asistir a una obra de teatro. Debido a que son actividades que disfrutamos moderan las hormonas que intensifican este mal por lo que el estrés no viene incluido.        

Leave a comment