¿Qué es la Valentía? Empecemos por ahí, más de una vez me ha pasado que estoy hablando con alguien acerca del mismo tema y resulta que teníamos significados distintos, valentía: determinación para enfrentarse a situaciones arriesgadas o difíciles.

¿A cuántas situaciones arriesgadas o difíciles te has enfrentado en tu vida? Pero no me refiero a sólo situaciones donde tu vida ha estado en riesgo, peligro. Sino a enfrentar tragos amargos, pérdidas, traiciones, dolor, despedidas, decisiones determinantes, drásticas, cambios absolutos, extremos. ¡Para eso se requiere valor!

No deja de sorprenderme cómo en la mayoría de los casos que veo las personas están deseando vivir múltiples experiencias, de amor, de alegría, pasión, transformación, un miedo, sistemas de creencias, juicios, el qué dirán, lleva a frustración, a la limitación de la vida que realmente deseamos.

Cuando tienes frente a ti una situación desconocida, cuando de repente te enfrentas a una decisión difícil o te ves fuera de tu zona de confort, puedes hacer dos cosas: quedarte con el miedo y que ahí se acabe todo, o sacar el valor que no sabías que tenías y quedarte con una nueva historia que dure toda la vida.

Si eliges la primera opción, tu vida será más tranquila, más estable, más segura… pero si eliges la segunda, te prometo que va a llenarse de más aventuras, más aprendizajes y más emoción.

¿Te atreves a salir de tu zona de confort y perseguir tus sueños sin que importe lo que opinen los demás?

Anímate a decir que no, aunque sea incómodo, a hacer preguntas en público, aunque te dé vergüenza. Atrévete a decir lo que sientes, aunque la tradición dicte que es el otro quien debe hacerlo, atrévete a cambiar de look sin arrepentimientos, a decirle al otro que está equivocado sin temor a herir sus sentimientos.

Atrévete a cambiar de opinión sabiendo que no vas a perder lo que eres, atrévete a querer a quien quieras, atrévete a amar, a olvidar, a perdonar, a llorar y a reír a carcajadas. Atrévete a sentir todo lo que te sea posible sentir porque ese tiempo que pasa y que te es imposible detener, es el único que tienes.

Realmente hay que ser bien valiente para aceptar a los demás como son, para que sus formas, sus heridas no lastimen, penetren, para poner límites.

Hay que ser lo suficientemente atrevido para cambiar, transformarte, ser la mejor versión de ti mismo, para dejar esos patrones y actitudes que destruyen, e impiden que vivas la vida que mereces.

Hay que ser decidido para dejar a ir a alguien que amas, a quien hace daño en tu vida, para soltar a quien que no está dispuesto a hacer lo suficiente para estar contigo, para amar con toda su alma, sin condiciones, sin buscar cambiar a nadie.

Hay que tener valentía para traspasar esos dolores tan profundos, para enfrentar el pasado, para dejarlo ir todo.

Hay que tener arrojo para vivir, para soñar y tener la vida que quieres. Este mundo es para los valientes.

Por: Karla Rochín del Rincón

Lic. Ciencias de la Comunicación, Psicoterapeuta Gestalt, Instructora Certificada Thetahealing.

Info. (668) 832-9863

Leave a comment