Espacios IR 10 años realizando sueños

Espacios IR 10 años realizando sueños

COMPARTIR

Fue en el año 2007 cuando un grupo de jóvenes emprendedores se reunieron para crear una empresa que cubriera las necesidades de demanda de un mejor servicio en la compra de inmuebles. A 10 años de su nacimiento se ha convertido en una de las empresas en el área de la construcción con mayor renombre en el estado y hoy tuvimos el honor de platicar con Héctor Ibarra, director operativo de Espacios IR acerca de los logros de su empresa.

¿Cómo nace Espacios IR?

Espacios IR nace por un grupo de jóvenes emprendedores para cubrir ese mercado demandante de un mejor servicio en las compras de inmuebles, conscientes de los tiempos actuales donde se busca una experiencia diferenciadora y no sólo se busca una casa, sino un hogar ideal para iniciar su proyecto de vida. En los inicios comenzó el actual director de la empresa, Felipe Ibarra y yo, Héctor Ibarra, como director operativo, con la venta de una casa y a los meses, con la venta de esa vivienda se compraron dos más.

¿Qué proyecto lanzaron en esa ocasión?

Al inicio sólo nos dedicábamos a la compra y venta de viviendas adjudicadas, con la buena respuesta que tuvimos y la apertura de nuestra empresa nos permitió tener el primer proyecto a los dos años de inicio. Esto fue en la plaza de Mazatlán, se llamó “Quinta Real”, con 60 viviendas de nivel medio.

¿Con qué cualidades cuenta la empresa y qué es lo que la diferencía de las demás?

Somos una empresa que logramos experiencias diferenciadoras en nuestros clientes y buscamos trascender en la vida de ellos teniendo productos usados y nuevos que se adecúan a cada tipo de cliente, ya que a diferencia de las constructoras, nos adecuamos a la ubicación y dimensión deseada con la adquisición a través del crédito que se adapte a su presupuesto. Todo nuestro capital humano es una familia conformada por personas que comparten una visión y un objetivo definido. Nos apoyamos con sinergia y cuidamos entre todos. Es como exponenciamos nuestro crecimiento junto a una cultura de trabajo definida.

¿Actualmente qué tipo de construcciones desarrollan?

Realizamos la habilitación completa de las viviendas de inmobiliaria y en proyectos desarrollamos vivienda con certificación ECOCASA, reduciendo el 25% de CO2, además, estamos llevando a cabo procesos desde la construcción adaptados al sistema de estructura de concreto y mampostería que permiten reducir las emisiones de carbono que tendría una vivienda tradicional como parte de nuestro trabajo con la sociedad.

¿Con cuántos proyectos cuentan?

Actualmente contamos con dos proyectos, Santa Anita Residencial y San Fermín. Con apertura o planes de expansión tenemos dos proyectos más en las plazas de Hermosillo, Azores y Santa Anita Residencial II, y también buscamos más expansión en Culiacán. Además, contamos con diferentes precios y ubicaciones en Tijuana, Guadalajara, Hermosillo y Culiacán.

A lo largo de estos diez años, ¿cómo ha cambiado la empresa?

Una de las cosas más importantes dentro de este negocio es que cada año es un reto completamente diferente debido a todas las legislaciones que nos rigen.

Yo creo que la capacidad de innovación,  modificar nuestros planes, o incluso, la manera de trabajar, es lo que nos ha llegado a permanecer de manera fuerte. Como todo, hemos tenido altas y bajas pero siempre buscamos la manera de hacer las cosas diferentes, pensando fuera de la caja, cambiando estructuras y procesos para permanecer en lo que es nuestra pasión: el darle a nuestros clientes una realidad en su presente con acceso a su información 24/7 personalizando su experiencia de compra de vivienda.

¿Cuáles son las metas a futuro?

Nuestra visión es ser una empresa transformadora de entornos con sentido de responsabilidad social para trascender en la vida de nuestros clientes. Esto buscando siempre mejorar nuestros procesos para agilizar tiempos y condiciones de entrega, incluso hasta el servicio de post-venta con nuestro proceso de garantía tanto en vivienda nueva y adjudicada. Una de nuestras metas muy específicas es transformar la vida de 25 mil familias en México en un lapso no mayor a 15 años.