El Testamento es un acto personalísimo, revocable (una vez que se expide un nuevo testamento se revoca el anterior, siendo válido el último que se haya hecho) y libre (es nulo el testamento que se haga bajo la influencia de amenazas contra su persona, sus bienes o sus parientes), por el cual una persona mayor de 16 años y que se encuentra en su cabal juicio dispone de sus bienes y derechos, y declara o cumple deberes para después de su muerte.

Hay diferentes tipos de testamento y es importante que conozca cada uno de ellos:

Público abierto

El Testamento Público Abierto se elabora ante el titular de la Representación Consular en funciones de Notario Público, redactándose por escrito las cláusulas del testamento, sujetándose estrictamente a la voluntad del testador (quien hace el testamento). Podrán estar presentes dos testigos en los siguientes casos:

• Cuando el testador así lo solicite.

• Cuando el testador no pueda o no sepa firmar.

• Cuando el testador sea sordo y no sepa o no pueda leer.

• Cuando el testador fuere enteramente sordo.

• Cuando el testador sea ciego o no pueda o no sepa leer.

Público Cerrado

Lo escribe el testador u otra persona a su ruego, en papel común y deben estar rubricadas todas las hojas y al calce firmadas por el testador. El testamento se presentará cerrado y sellado, en presencia de testigos, ante el Cónsul. El testador podrá conservar el testamento en su poder o darlo en guarda a persona de su confianza, o mandarlo depositar en el Archivo General de Notarías. El testamento cerrado queda sin efecto si el sobre se encuentra abierto; o borradas, raspadas, o enmendadas las firmas que lo autorizan; o roto el pliego interior.

Ológrafo

El Testamento Ológrafo es el testamento escrito de puño y letra del testador mayor de edad; que deberá estar totalmente escrito por el mismo y firmado por él, con expresión del día, mes y año en que lo otorga. Asimismo, deberá imprimir su huella digital. Debe hacerse por duplicado cerrando cada ejemplar en un sobre lacrado; en los sobres podrá poner el testador los sellos, señales o marcas que estime necesarios.

Marítimo

Se escribe por duplicado, en alta mar, a bordo de navíos de la Marina Nacional sean de guerra o mercante, en presencia de dos testigos y el capitán del navío, quienes deberán fecharlo y firmarlo. El capitán del navío conservará los ejemplares entre los papeles más importantes de la embarcación y cuando el buque arribe a puerto en donde haya representación consular mexicana, el propio capitán depositará un ejemplar, que debe estar fechado y sellado, más una copia de la nota en que se hizo constar el otorgamiento en el diario de la embarcación.

Los testamentos hechos en terceros países deberán ser apostillados o legalizados, según sea el caso, y protocolizados por Notario Público mexicano para que tenga efecto en el territorio de la República de México.

Leave a comment