El recién nacido prematuro

El recién nacido prematuro

COMPARTIR

Se define como recién nacido prematuro, a todo recién nacido que tiene menos de 37 semanas de gestación. El nacimiento de un bebé es un acontecimiento muy importante para cada uno de los miembros de la familia por la llegada de éste nuevo ser que viene a trasformar nuestras vidas llenándola de alegría.

Cada uno de los recién nacidos prematuros va a presentar diferentes cambios asociados a sus semanas de gestación cumplidas, su madurez y muy importante, su peso. Dentro de las condiciones de la madre asociadas que nos pueden propiciar un nacimiento prematuro, se encuentran principalmente la edad materna (madres de más de 35 años), embarazos múltiples (dos o más bebés), hipertensión en el embarazo, diabetes gestacional, enfermedades en la madre como sangrados, infecciones, preeclampsia, ruptura de membranas, o un retraso en el crecimiento del bebé dentro del útero.

El recién nacido prematuro presenta una inmadurez en sus órganos, afectando principalmente varias de sus funciones, entre ellas un control del manejo de su temperatura, su respiración y la tolerancia a su alimentación debido a que la succión-deglución es muy débil, además de una pobre ganancia de peso, para lo cual es necesario un mayor aporte de nutrientes en su alimentación.

Su sistema nervioso presenta una fragilidad vascular, lo que los pone en riesgo de presentar hemorragias y secundariamente un mayor riesgo en el retraso en su neurodesarrollo, por lo anterior es muy importante el inicio de la estimulación temprana inmediatamente al ser egresados para aprovechar la plasticidad cerebral que está presente en el primer año de vida.

A medida que el recién nacido prematuro se va aproximando al término de sus semanas de gestación corregida, las funciones van mejorando llegando a tener un mejor control de temperatura, una mejor succión y deglución para poder así ser egresado.

Para los papás de un prematuro, es de suma importancia conocer acerca del tema y acudir con el personal capacitado en embarazos de alto riesgo, ya que representa un momento de suma angustia, preocupación, temor, por lo que es necesario contar con el apoyo y asesoría adecuada.

En el área de Cuneros del Hospital Ángeles Culiacán, contamos con médicos especialistas, pediatras y pediatras neonatólogos, quienes trabajamos en manejo conjunto con nuestro equipo de ginecólogos, con quienes comentamos los casos previos al nacimiento para unificar criterios y manejos, contando con toda la tecnología para obtener buenos resultados, incluyendo éxitos a partir de las 26 semanas de gestación en nuestros pacientes.

Por: Dra. Elia Nohemí

Hernández Camacho

Pediatra Neonatóloga 

(667) 758-7908

Consultorio 602

Hospital Ángeles Culiacán