El buen manejo de las emociones

El buen manejo de las emociones

COMPARTIR

Las emociones, parte de nuestra vida son tan sutiles que saber manejarlas es tener inteligencia, lo que hoy conocemos como inteligencia emocional, la cual requiere identificar y entender nuestros estados de ánimo, ¿porqué me enfado? o ¿porqué me siento triste o enojado? Si conocemos las causas mejor podremos transformar esa energía. ¿Y cómo podemos hacerlo?

Primero te comparto que estando en un estado inadecuado, que es el que te roba la paz o te hace sentir incómodo, incluso no te reconoces a ti mismo, ¡yo no soy así!, en esa confusión enfócate en tus virtudes y tus logros, reafirmarte es una estrategia para reducir tu alteración, piensa que si lo que te ha alterado tiene remedio como manchar tu ropa con café, tu adolescente que no obedece, o chocaste el auto, pensar en que eres un buen conductor en general, un buen padre, lo del café es mínimo, etc., así podrás salir con menos dificultad, enfocándote en tus cualidades.

Cuando sientas que viene la emoción que te va a desestabilizar enfoca tu atención en algo que te distraiga, como: todo va a salir bien, voy a ver un buen partido, tengo una amiga que viene a visitarme hoy, en fin, aunque a la larga no sea sumamente adecuado te puede rescatar de momentos difíciles, es como al niño que en su berrinche lo distraes con un juguete, una frase, música o algo que llame su atención.

Pensar en tu futuro inmediato es otra buena estrategia, si tienes ansiedad por fumarte ese cigarro después de abstenerte un año, revisa lo bien que te seguirás sintiendo en tu salud; si aún quieres estar en cama derrotado y llorando por alguna situación recuerda lo bien que es pararse y hacer ejercicio regresando a casa con un estado óptimo de bienestar. Sé abierto de mente por tu bien.

La meditación es algo que afirmo seguido y es simplemente estupenda. Practica diario y disfrutarás de grandes beneficios.

Otro punto es: decide darte el lujo de preocuparte más tarde, desplazar lo que te acongoja y te priva de tener un buen momento, ¿porqué perderte una buena convivencia si el trámite no puede ser ahora? ¿Por qué no concentrarte en la película si no lo puedes resolver aun? Sigue con mente abierta. Además, ¿qué es lo peor que puede pasar? Todo tiene remedio, menos la muerte, ¿cómo en la antigüedad los guerreros se lanzaban a la lucha? El ideal, la pasión y saber que sólo eran dos caminos; o regresar con vida o morir por ese ideal. ¿Tu situación te pone en ese riesgo? No, ¿verdad? Entonces, ¡ánimo!

Escribe sobre tus emociones, reflexiona tus actitudes y ve tus resultados después de los eventos que te parecen inadecuados, esto reduce el flujo de sentimientos negativos que son los que opacan nuestro diario vivir.

Tómate un respiro cuando tu estrés va creciendo, no lo dejes convertirse en una nube negra descomunal que te haga perder los estribos, si detectas que tal o cual situación o persona te desequilibra deja de involucrarte, tu autocontrol no es infinito, si vas teniendo control de ti mismo las ocasiones subsecuentes serán mejor manejadas por ti. Un dato curioso, el mantenerte en control consume glucosa como si hubieras hecho ejercicio, así que además de evitar otro momento difícil también toma un buen refresco azucarado para sentirte mejor, es una buena recomendación que te regresará la energía perdida.

Cuando veas que no ha sido efectivo lo anterior, busca un espejo, ve en él tu reacción; tristeza, enojo, desespero, seguro tus facciones cambian, te verás aplacado en tu ira o sorprendido con tu tristeza, podrás darte cuenta claramente qué pasa contigo y de ahí querer comportante de una mejor manera contigo y con los demás; es una excelente táctica de autoconciencia. ¿Ese sentimiento es conmigo? ¿Con otro? Y ¿porqué? ¿Aquel me hizo enojar? O ¿soy yo el que no tolera su éxito? El ser honesto es una pauta sumamente importante en el crecimiento del ser humano hacia una inteligencia emocional y asertiva. Como cuando alguien muy amado muere, ¿estoy llorando por él o estoy llorando por mí y mi deseo de que no se muera? ¿Mi deseo de su compañía y lo que recibo a cambio?

Si realmente deseamos manejar nuestras emociones necesitamos saber que no existe una regla única, te lo dirá tu autoconocimiento, tu reflexión, tu conciencia y tus acciones. La práctica de estos pasos realmente es efectiva, ¿cuál es la mejor para ti? Descúbrela y practica yoga pues es un excelente camino de trabajo transpersonal, evoluciona y comienza a ser feliz. Namaste.

Por: Paty Maytorena

Yoga Master

patymaytorena@hotmail.com

Cel. 6677 51-28-84