Es muy común que, en inicio de año, todos vivamos la parte de realizar nuevos proyectos, sueños y anhelos, con la esperanza de que el nuevo inicio nos de fuerza suficiente para completarlos. No sólo lo he vivido, sino que lo he visto, cada año, con las personas a mi alrededor, en las redes sociales, medios, etc.

Escucho mucho: ya que inicie el año bajaré de peso, terminaré con mi pareja, encontraré pareja, me cambiaré de casa, renunciaré a mi trabajo, entraré a estudiar cosas nuevas, haré ejercicio, viajaré, etc., etc.

Veo a todos con una ilusión muy grande a crear tantas cosas y con muy poca decisión.

Hay personas que incluso cuando están escribiendo su lista de metas o de deseos, por dentro ya saben que eso no va a suceder, la situación es que no están siendo honestos con ellos mismos. Realmente ni siquiera se están tomando enserio a sí mismos.

El 97% de las personas no establecen metas, ni decisiones. Por lo mismo, en su vida el único resultado que obtienen es todo menos lo que realmente quieren y creen que es por falta de suerte.

Regularmente los Propósitos de Año Nuevo suelen ser volátiles pues no llevan decisiones completas, esto lleva a dejar un ciclo abierto, a crear una auto desilusión, a bajar la autoestima, baja de confianza y perder el poder de la palabra en uno mismo.

¿Qué son las Decisiones Completas? Es tomar la decisión y determinación de algo que quieres hacer con total convicción que aún sin saber cómo, lo lograrás, sabes que lo lograrás.

El mundo está lleno de medias decisiones o decisiones incompletas, donde las personas no están dispuestas a hacer lo que tengan que hacer para cumplir sus sueños o deseos. Las personas se ofenden, deprimen porque no logran lo que dicen que quieren sin siquiera decidirlo de verdad. Se someten a un auto fracaso desde antes de empezar porque no están dispuestos a hacer cambios, hacer esfuerzos, a ser disciplinados, enfocados y perseverantes, es mucho más fácil sentarte a quejar de la vida miserable que llevan en lugar de tomar acción. Le echan la culpa a los demás, al calor, al frío, al dinero, al gobierno y no se adueñan de sus decisiones, terminan llorando porque alguien más decidió por ellos, porque decidieron a medias.

A mi consultorio llegan muchísimas personas diciendo que quieren sanar y sentirse bien, que quieren tener mejor calidad de vida. No están realmente dispuestos a sanar y llevar a cabo lo que eso conlleva, sólo quieren sanación o curación momentánea, para seguir exactamente igual.

Regularmente así son las listas de propósitos de Año Nuevo, palabras que estoy dispuesto a decir, pero nada que esté dispuesto a hacer. Dicen que se mueren por cambios y se resisten a los cambios.

¿Cómo tomar decisiones completas?

・ Fijar metas concretas y específicas.

Ser bien honesto contigo mismo (darte cuenta de lo que realmente quieres, aunque para los demás parezca tonto).

・ Armar un plan de acción debe estar escrito en papel, con una redacción clara y precisa. Tener una fecha de inicio y otra de caducidad. Para cuándo lo quieres obtener, con fecha exacta.

・ Moralmente adecuadas para ti y para los demás. Vigila siempre que tus acciones sean edificantes.

Dirigirte hacia un propósito mayor en tu vida, Siempre sueña en grande.

・ Llevar compromiso emocional. Estar dispuesto a “no importa que…” ¡Lo voy a alcanzar!

・ Escribe una razón poderosa. Un motor interno por la que lograrás cada una con determinación.

・ Has prioridades, qué es más importante para ti.

・ Prepárate para ser flexible.

・ Recuerda se pueden modificar las estrategias, pero nunca la meta.

Si no tienes un plan, alguien te hace parte del suyo. Inicia este nuevo año con un fin en mente, planéalo como si de eso dependiera tu vida, traza pequeñas acciones diarias que te llevarán a condensar objetivos y haz de esto un estilo de vida. Recuerda: El único precio que se paga es el del fracaso, el camino al éxito se disfruta porque al vencer retos reafirmas tu grandeza, creces y sabes hasta dónde eres capaz de llegar.

Ponle acción a tu vida y atrévete a vivir la vida que viniste a vivir y a ser la persona que viniste a ser. ¡Decídete completo y transfórmate!

Te invito a que seas tú quién decida qué quiere vivir en su vida y no los demás. Arranca este año con la fuerza más potente de crear una vida extraordinaria.

Por: Karla Rochín del Rincón

Psicoterapueta Gestalt, Instructora Certificada ThetaHealing, Conferencista.

Terapias personales presencial o en línea.

Info. (668) 832-9863

Leave a comment