COSAS DE PAREJA

¿QUÉ TAN PRONTO ES AHORA?

¿Cuánto tiempo deberíamos tratarnos antes de comprometernos? ¿Cuál es el período de duración promedio de noviazgo antes del matrimonio y qué tan pronto es ‘demasiado pronto’ para comprometerse?

Podemos preguntarnos por cuánto tiempo es normal ser novios antes de proponer matrimonio. Las respuestas pueden variar, desde décadas hasta un par de días. Es preciso mencionar, debido a ello, que no hay tal cosa como un parámetro establecido que indique si es o no normal, no hay una fecha determinada para considerar si estamos excediendo el tiempo en que ya toca o si nos estamos apresurando en la propuesta.

No hay una fórmula mágica, a pesar de que todos, padres, miembros de la familia y amigos, tengan una opinión al respecto: ‘Es demasiado rápido’, o ‘le tomó demasiado tiempo decidirse a proponerte matrimonio, ¿estás segura?’. Sólo tú puedes saber si estás preparada para el siguiente paso.

Sin embargo, como base, Ian Kernes, psicoterapista de parejas y autora del libro She comes first, sugiere que de uno a dos años es un tiempo razonable de noviazgo antes de comprometerse.

“He trabajado con una gran cantidad de parejas que tienen relaciones fuertes, que se han conocido y enamorado de forma rápida”, revela Kerner. “Tuvieron que experimentar de repente lo que se siente el vivir uno con el otro o pasar mucho tiempo entre ellos, atravesar algunas dificultades del ciclo de vida, como lo es la pérdida de un familiar o la pérdida de una amistad, o ir a una boda o funeral y realmente llegar a ver y sentir, en una gran cantidad de diferentes contextos, que se está con la persona indicada. En general, eso puede pasar en un año y ver cómo hacen frente a los problemas juntos. Para mí, se trata más de la gama de experiencias que se prestan a la compatibilidad en lugar de la cantidad de tiempo”.

Tammy Nelson, psicóloga especialista en sexualidad y autora del libro The new monogamy and getting the sex you want, también cree que, si bien la situación de cada pareja es diferente, es más importante aprender a comunicarse cuando se tiene un conflicto, en lugar de centrarse en el marco de tiempo.

“Muchas parejas esperan hasta que están listos para tener hijos, o comprar una casa antes de casarse”, expone Nelson. “No hay algo propiamente ‘normal’ en esto. La pareja puede tener una expectativa implícita de la longitud de un compromiso, en función de su familia, su cultura y su comunidad. A veces esto es diferente para cada uno, y si no se aborda significativamente de una manera muy explícita, puede dar lugar a malentendidos”.

La especialista apunta que no hay un marco de tiempo mágico en el que una pareja deba fechar su compromiso, y que la regla para cualquier matrimonio feliz y exitoso es darse cuenta de que todas las parejas pasan por una fase de ‘amor romántico’, que es justamente eso, una etapa.

“Esta puede durar desde dos días a 26 meses, y luego la pareja va a entrar en la lucha por el poder o la fase de conflicto de su relación. La mala noticia es que esto es natural y probablemente va a durar el resto de su matrimonio, o para siempre. La buena noticia es que no tiene absolutamente nada que ver acerca de estar o no en un matrimonio que va a durar, y con comunicación consciente y planificación, el éxito como pareja significa saber que el conflicto es inevitable, pero cómo repararlo es mucho más importante. Ya sea que estén comprometidos, viviendo juntos o casados, trabajen en la sanación de sus conflictos, en crear una comunicación saludable y su relación va a durar el resto de sus vidas”.

 Así que en realidad, no importa si se esperó cinco años o cinco meses para decidir unirse y hacer la propuesta. La parte más importante es que están confidentemente prometidos el uno al otro.

Leave a comment