BMW cumplió 100 años ayudado a dar forma al futuro de la movilidad basándose en su propia visión única: desarrollar los mejores vehículos de lujo para lograr el más puro placer de conducción.

Ahora, nos deleitan con su visión para los próximos 100 años de conducción, el Vision Next 100, un auto de ultra lujo equipado con un piloto automático inteligente llamado “Companion” que en el modo Ease totalmente autotónomo, el Companion se hace cargo de todas las tareas de conducción. Se asegura de que todos los pasajeros lleguen seguros a su destino y, durante el trayecto, les va proporcionando información actualizada importante sobre su ruta, las condiciones del camino y el desempeño del auto.

El Vision Next 100 BMW nos enseña nuevas técnicas de construcción y de diseño así como la tecnología de conducción autónoma, la interacción con el vehículo y la conectividad basados en los gestos. Son tecnologías que equiparán los futuros BMW. Pero más importante aún en el caso de BMW, es cómo eso afectará al placer de conducción sobre el que tanto ha apoyado la marca hasta ahora.

“La conducción autónoma ya no es una cuestión de si, sino de cuándo“, dijo Harald Krueger. “Pero el conductor seguirá en el centro de nuestros productos, con una conectividad constante, inteligencia digital y la mejor tecnología para ayudarle”, añadió.

El modo Boost corresponde a una conducción manual. Pero no estaremos solos al volante, BMW ha previsto un sistema bautizado Companion que en función de nuestro estilo de conducción -y de cierto modo de nuestra capacidad- nos indicará, por ejemplo, cuál es el vértice de la curva y cuándo girar o nos evitará un posible atasco indicándonos una ruta alternativa. El resto de usuarios de la carretera sabrán que una persona conduce el coche vía el uso de diferentes colores en la parrilla, faros y luces traseras.

BMW todavía no ha desvelado qué tipo de motorización equipa el Vision Next 100, mientras que para su construcción se sabe que utiliza una combinación de plástico y fibra de carbono, no hay metal, y es que para fabricar este auto se recurre a materiales renovables, por ejemplo para las piezas de fibra de carbono se aprovechan restos provenientes de las líneas de producción normales de este material tan preciado. Además se prescinde en el interior de elementos como la piel o la madera, recurriendo a telas sintéticas fáciles de reciclar y otros materiales que no comprometan el futuro de nuestro ecosistema.

Si bien muchas de las tecnologías presentes en el Vision Next 100 ya son una realidad comercial en algunos automóviles de BMW o de otras marcas, en la marca alemana están convencidos que el futuro pasa por una “Geometría Viva” que permitirá, a medida que avance la tecnología, crear formas cada vez más complejas y flexibles.

 

Leave a comment