Marie Kondo es una reconocida gurú del orden de origen japonés que recientemente debutó con una serie en Netflix llamada Tidying Up with Marie Kondo, en la que ayuda a distintas familias a ordenar y aprovechar de mejor manera los espacios para lograr una armonía espiritual.

¿Realmente necesitas todas esas cosas? Estos consejos te ayudarán a decidir qué se queda y qué se va, rápido.

A través del Método KonMari nos anima a organizar por categoría, no por lugar, empezando con la ropa, después los libros, papeles, komono y finalmente los objetos de valor sentimental. Este método ha sido planteado en los cinco exitosos libros de Marie, dos de ellos ya disponibles en español (La magia del orden y La felicidad después del orden). Te compartimos 10 consejos geniales de su filosofía que cambiarán tu vida.

Guarda solo lo que te trae alegría

Hazte la pregunta, ¿te trae alegría? Si respondes que sí, te quedas con el artículo. Si dudas o dices que no, lo donas o lo tiras. Es simple, brillante y es algo completamente intuitivo. Puedes pasar mucho tiempo justificando cómo algo podría serte útil en algún momento y, por lo tanto, decidir mantenerlo, pero si algo te produce alegría es una pregunta emocional y que puede responderse casi instantáneamente: si sientes alegría o no, no hay necesidad de hacerlo más complicado que eso.

Por categorías, no por habitaciones

Deshacerte de lo que no sirve en tu casa es una tarea enorme, por lo que es importante que tengas un plan antes de comenzar a trabajar. Organizar habitación por habitación parece eficiente, pero Marie Kondo recomienda enfocarnos en las categorías. Piénsalo de esta manera: es probable que tengas muchas toallas esparcidas por toda la casa. Al hacer un inventario de todas las toallas del baño, cocina y tocador de una vez, puedes deshacerte de cualquier duplicado o toalla que haya sobrepasado su uso.

Que la nostalgia no enturbie tu juicio

Un trozo de boleto de tu película favorita o un programa de la obra escolar de tu hijo puede tocar los corazones, pero estos recuerdos no le hacen ningún favor a tu espacio. Entonces, ¿por qué mantenerlos cerca? Sabemos lo que estás pensando: ¿Qué pasaría si las chucherías de antaño te traen alegría? Encuentra una manera de consolidarlos. En lugar de tener una caja con tarjetas de cumpleaños antiguas de la abuela, colócalas en un álbum de recortes que pueda caber en tu estantería recién organizada.

Respeta tus pertenencias

Mira tu armario, ¿se están deslizando los vestidos de las perchas entrelazadas? ¿Están los zapatos caros esparcidos por todo el piso? Está bien, no estás solo. Marie Kondo pide a sus lectores que consideren la ropa que les trae felicidad, pero también es importante cuidarla. ¡Independientemente de cuánto cuesta la ropa, nadie quiere enfrentar al mundo en pedazos arrugados, manchados o rayados!

Aprende el arte de doblar

Si no tienes una cómoda, te recomendamos que obtengas una. Según Kondo, tu ropa será “más feliz” si la doblas. Después de doblar tus camisetas, vestidos y pantalones, Kondo recomienda apilarlos verticalmente en tu armario; afirma que puede colocar entre 20 y 40 piezas dobladas donde normalmente podría colgar diez.

Deshazte de los papeles

Hablando de sistemas superfluos, tu archivador se debe ir. ¡Es la era digital, después de todo! Es momento de digitalizar todos esos papeles que solo ocupan espacio. En cuanto a esos documentos importantes, como tu certificado de nacimiento, pasaporte, etc., Kondo aconseja reducir la documentación en dos pilas: “Papeles para guardar” y “Papeles para tratar”.

Cuando se trata de nuestras cajas de recetas, ¡salen a relucir esas chispas de alegría!

Deshazte de los sistemas de

almacenamiento de lujo

Antes de sacar tu tarjeta de crédito para comprar ese elegante estante de especias, Kondo recomienda primero desintoxicar tu hogar. Argumenta que la única razón por la que creemos que necesitamos esos costosos sistemas de archivo es porque tenemos demasiadas cosas. Adelante, dona lo que no necesites. Tú y tu espacio se sentirán infinitamente mejor.

Almacena todo vertical

Si has pasado la mayor parte de tu vida apilando tus calcetines, sostenes y ropa interior uno encima del otro, te encontrarás con una sorpresa. La reina de la organización recomienda que guardes los artículos uno al lado del otro, para que se parezcan más a una fila de libros. ¿Por qué?

“Esto permitirá ver lo que hay dentro de un vistazo y hacer un inventario de lo que posees”, dijo Kondo en entrevista. “Si almacenas tu ropa en un cajón de forma vertical, podrás examinar cuántos artículos tiene del mismo color. Esto evitará que, sin saberlo, compre más del mismo tipo de ropa”.

Empezar desde cero

Odiamos ser los portadores de malas noticias, pero si quieres darle una revisión completa a tu guardarropa, deberás quitarte toda la ropa de tu armario. Claro, suena a mucho tiempo, pero Kondo argumenta que será más fácil detectar duplicados y elementos que no te traigan alegría. Una vez que dones la ropa que no quieres, puede reponer tu armario con tus piezas favoritas.

Si bien el espacio está vacío, ¿por qué no limpiarlo a fondo? No olvides estos puntos a menudo descuidados (léase: extra sucio).

Cavar profundo

Decir adiós nunca es fácil, pero hay algunos elementos que no podemos descartar. Antes de comenzar tu despertar organizativo, Kondo te exhorta a preguntarte por qué. Explica que la mayoría de los artículos se clasifican en una de tres categorías: un apego al pasado, miedo al futuro o una combinación de ambos. Cuanto mejor entiendas por qué no puedes separarte de los viejos utensilios de cocina de la abuela, más fácil será superar ese obstáculo y tener un futuro más brillante (e indiscutiblemente más limpio).

Leave a comment