Señales de que debes tomarte un descanso de las redes sociales

Señales de que debes tomarte un descanso de las redes sociales

COMPARTIR

Usamos tanto las redes sociales que ya forman parte de rutina diaria. Facebook, Instagram y Twitter son las plataformas que usamos principalmente, ya sea para nuestros ratos de ocio o por el trabajo (muchos de nosotros las usamos de ambas formas).

A través de fotografías, videos y mensajes somos bombardeados con el acontecer de la vida de los demás, mientras que nosotros también hacemos lo mismo. De forma inconsciente pasamos varios minutos al día pegados a una pantalla, y en algunas ocasiones puedes sentir que necesitas desconectarte un poco, especialmente cuando te das cuenta de que podrías usar tu tiempo de una forma más productiva en vez de ver las publicaciones de gente que nunca conocerás y cuya existencia no afecta la tuya de la más mínima forma.

Es necesario aclarar que, aunque no todos usan las redes sociales de la misma forma ni los llega a afectar igual, existen muchas otras personas que sí son susceptibles a ellas y a la imagen de las vidas perfectas que nos venden.

Pero, ¿cómo saber si es necesario tomarte un descanso de las redes sociales? Te mostramos las señales principales.

Es lo primero que haces al despertar

Es normal que tomes tu teléfono al despertar para apagar tu alarma. Pero, probablemente no es necesario ver Instagram y contestar tu Whatsapp de forma inmediata.

Te preocupa la cantidad de likes que puedas conseguir

Revisar frecuentemente la cantidad de likes o comentarios que recibes en tus perfiles puede llegar a convertirse en un mal hábito, en especial cuando interrumpes otras de tus actividades para hacerlo.

Sientes la necesidad de tomar fotos y publicar todo lo que haces

Si asistes a un evento social o la fiesta de tu mejor amigo, es normal tomar una foto para el recuerdo pero, ¿realmente ocupamos tomarle foto a nuestra comida o a cualquier cosa que estemos haciendo?

Miras tus redes sociales cuando estás acompañado de otras personas

Siempre esta el típico amigo o miembro de la familia que está pegado al teléfono todo el día: en la mesa, en la escuela o incluso en el trabajo.

Otras señales son:

  • Observar constantemente los perfiles de ciertas personas (el famoso stalkeo)
  • Sentir que se acaba el mundo si olvidaste tu teléfono en casa.

 

Si te identificaste con más de una de las señales, te recomendamos hacer un detox digital. Un primer paso es dejar tu teléfono lejos de ti mientras comes, duermes o trabajas. También puedes borrar las apps que más tiempo te consumen. Poco a poco te podrás deshacer de esa mala costumbre.